Actualizado 16/03/2010 15:22 CET

Un robot esférico catalán, capaz de circular por la Luna

Robot Lunar
FREDNET

CASTELLDEFELS (BARCELONA), 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de estudiantes e investigadores de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) han diseñado un robot esférico capaz de circular por la superficie de la Luna y de captar imágenes para enviarlas a la Tierra. El dispositivo ha sido elaborado con materiales de bajo coste y es capaz de superar desniveles de 30 grados.

El equipo forma parte del proyecto Frednet, uno de los 20 grupos que participan en el Google Lunar X Prize, promovido por la empresa Google. Se trata de un concurso en el que se otorgarán 20 millones de euros al primer grupo que consiga enviar un dispositivo a la Luna que sea capaz de recorrer 500 metros por su superficie, capturar imágenes y enviarlas a la Tierra en tiempo real.

El equipo de la UPC es el único de toda España que está en competición en el Google Lunar X Prize y comparten trabajo con 500 personas de 64 países. Los investigadores españoles se han encargado del diseño de un robot que pueda transitar por la superficie lunar. Lo han bautizado como 'PicoRover' y es una esfera de 12 centímetros de diámetro que integra un motor, una batería, un sistema de telecomando y una cámara de alta definición.

El dispositivo pesa unos 250 gramos y es capaz de transitar por una superficie irregular compuesta de piedra y ceniza como la de la Luna. El director del equipo, Joshua Tristancho, explicó hoy que "la arena de la Luna se ha recreado con arena de la playa de Castelldefels a altas temperaturas". El prototipo, mediante un sistema de contrapesos y unos hilos de acero, es capaz de mantenerse sin caer sobre una superficie de arena con 33 grados de inclinación.

Los responsables del dispositivo destacaron que ha sido elaborado "con materiales de bajo coste y de uso cotidiano como papel de aluminio o bombillas", según Raúl Cuadrado, uno de los investigadores.

"Sabemos que, quizás, este no sea el aparato que vaya a la Luna pero sí una pequeña parte puede contribuir a hacerlo o a suponer un avance para la industria aeroespacial, estaremos satisfechos", explicó este joven investigador.