Actualizado 27/09/2022 10:23

La NASA acierta a impactar una nave contra un asteroide para desviarlo

Aspecto del asteroide Dymorphos antes del impacto
Aspecto del asteroide Dymorphos antes del impacto - NASA

   MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La misión DART de la NASA, primera demostración de tecnología de defensa planetaria, impactó con éxito en el asteroide al que fue enviada hace 10 meses con el objetivo de alterar su trayectoria.

   Según lo previsto, el control de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland, anunció el impacto exitoso a las 0.14 UTC de este martes 27 de septiembre.

   Como parte de la estrategia general de defensa planetaria de la NASA, el impacto de DART con el asteroide Dimorphos demuestra una técnica de mitigación viable para proteger el planeta de un asteroide o cometa que se dirija a la Tierra, si se descubre uno, explica la NASA en un comunicado tras el impacto.

   "En esencia, DART representa un éxito sin precedentes para la defensa planetaria, pero también es una misión de unidad con un beneficio real para toda la humanidad", dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. "A medida que la NASA estudia el cosmos y nuestro planeta natal, también estamos trabajando para proteger ese hogar, y esta colaboración internacional convirtió la ciencia ficción en un hecho científico, demostrando una forma de proteger la Tierra".

   DART apuntó a la pequeña luna del asteroide Dimorphos, un cuerpo pequeño de solo 160 metros de diámetro. Orbita alrededor de un asteroide más grande de 780 metros llamado Didymos. Ninguno de los asteroides representa una amenaza para la Tierra.

A LA ESPERA DE RESULTADOS

   El viaje de ida de la misión confirmó que la NASA puede navegar con éxito una nave espacial para colisionar intencionalmente con un asteroide para desviarlo, una técnica conocida como impacto cinético.

   El equipo de investigación ahora observará Dimorphos utilizando telescopios terrestres para confirmar que el impacto de DART alteró la órbita del asteroide alrededor de Didymos. Los investigadores esperan que el impacto acorte la órbita de Dimorphos en aproximadamente un 1%, o aproximadamente 10 minutos; medir con precisión cuánto se desvió el asteroide es uno de los propósitos principales de la prueba a gran escala.

   "La Defensa Planetaria es un esfuerzo unificador global que afecta a todos los que viven en la Tierra", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica en la sede de la NASA en Washington. "Ahora sabemos que podemos apuntar una nave espacial con la precisión necesaria para impactar incluso un cuerpo pequeño en el espacio. Solo un pequeño cambio en su velocidad es todo lo que necesitamos para hacer una diferencia significativa en el camino que recorre un asteroide".

   El único instrumento de la nave espacial, la cámara de reconocimiento y asteroides Didymos para navegación óptica (DRACO), junto con un sofisticado sistema de guía, navegación y control que funciona en conjunto con los algoritmos de navegación autónoma en tiempo real con maniobras de cuerpo pequeño (SMART Nav), permitieron a DART identificar y distinguir entre los dos asteroides, apuntando al cuerpo más pequeño.

   Estos sistemas guiaron la nave espacial en forma de caja de 570 kilos a través de los últimos 90.000 kilómetros del espacio hacia Dimorphos, chocando intencionalmente contra él a aproximadamente 22.530 kilómetros por hora para reducir ligeramente la velocidad orbital del asteroide. Las imágenes finales de DRACO, obtenidas por la nave espacial segundos antes del impacto, revelaron la superficie de Dimorphos en primer plano.

   Quince días antes del impacto, el compañero CubeSat de DART Light Italian CubeSat for Imaging of Asteroids (LICIACube), proporcionado por la Agencia Espacial Italiana, se desplegó desde la nave espacial para capturar imágenes del impacto de DART y de la nube de materia expulsada resultante del asteroide. Junto con las imágenes devueltas por DRACO, las imágenes de LICIACube están destinadas a proporcionar una vista de los efectos de la colisión para ayudar a los investigadores a caracterizar mejor la efectividad del impacto cinético para desviar un asteroide. Debido a que LICIACube no lleva una antena grande, las imágenes se enviarán a la Tierra una por una en las próximas semanas.

YA NO SOMOS IMPOTENTES FRENTE A LOS ASTEROIDES

   "El éxito de DART proporciona una adición significativa a la caja de herramientas esencial que debemos tener para proteger la Tierra del impacto devastador de un asteroide", dijo Lindley Johnson, Oficial de Defensa Planetaria de la NASA. "Esto demuestra que ya no somos impotentes para prevenir este tipo de desastres naturales. Junto con capacidades mejoradas para acelerar la búsqueda de la población restante de asteroides peligrosos por nuestra próxima misión de Defensa Planetaria, el Topógrafo de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO), un sucesor de DART podría proporcionar lo que necesitamos para salvar la situación".

   Con el par de asteroides a 11 millones de kilómetros de la Tierra, un equipo global está utilizando docenas de telescopios estacionados en todo el mundo y en el espacio para observar el sistema de asteroides. En las próximas semanas, caracterizarán la eyección producida y medirán con precisión el cambio orbital de Dimorphos para determinar la eficacia con la que DART desvió el asteroide. Los resultados ayudarán a validar y mejorar los modelos informáticos científicos fundamentales para predecir la eficacia de esta técnica como método fiable para la desviación de asteroides.

   "Esta misión, primera en su tipo, requirió una preparación y precisión increíbles, y el equipo superó las expectativas en todos los aspectos", dijo el director de APL, Ralph Semmel. "Más allá del éxito verdaderamente emocionante de la demostración de la tecnología, las capacidades basadas en DART algún día podrían usarse para cambiar el curso de un asteroide para proteger nuestro planeta y preservar la vida en la Tierra tal como la conocemos".

   Aproximadamente dentro de cuatro años, el proyecto Hera de la Agencia Espacial Europea realizará estudios detallados tanto de Dimorphos como de Didymos, con un enfoque particular en el cráter dejado por la colisión de DART y una medición precisa de la masa de Dimorphos.

Más información