Rastros de agua reciente en la superficie de Marte

Actualizado 25/04/2014 17:17:56 CET

Flujos de escombros en Marte
Flujos de escombros en Marte /  nasa/jpl/uofa for hirise

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El hemisferio sur de Marte es el hogar de un cráter que contiene barrancos muy bien conservados y depósitos creados por corrimientos de escombros. Los atributos geomorfológicos de estos accidentes geográficos proporcionan evidencia de que se han formado por la acción de agua líquida en un tiempo geológico reciente.

   Cuando el sedimento en una pendiente se satura con agua, la mezcla puede llegar a ser demasiado pesada para permanecer retenida, lo que produce un flujo unificado de residuos y agua. Esto se llama un flujo de escombros. Los flujos de escombros, o corrimientos de tierra, en la Tierra a menudo causan daños materiales importantes e incluso pérdidas de vidas humanas , cuando se producen en las zonas urbanizadas.

   Durante un flujo de escombros, una mezcla de piedras , grava, arcilla y el agua se mueve rápidamente por una pendiente . Cuando el sedimento se detiene, posteriormente, muestra rasgos superficiales característicos, tales como depósitos lobulados y diques pareados a lo largo de los canales de flujo .

   Son estas formas del relieve las que Andreas Johnsson ha identificado en Marte. Su grupo de investigación ha podido comparar las formas terrestres en Marte con flujos de escombros conocidos en las islas Svalbard (Noruega) con la ayuda de fotografía aérea y estudios de campo. Los flujos de escombros en Marte proporcionan evidencia de que el agua líquida ha estado presente en esa región.

   "Nuestro trabajo de campo en Svalbard confirma nuestra interpretación de los depósitos marcianos. Lo que nos sorprendió fue que el cráter en el que estos flujos de escombros se ha formado es tan joven" dice Johnsson, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

DESPUÉS DE LA EDAD DEL HIELO

   Estadísticas sobre cráteres permiten a este investigador determinar que la edad del cráter sea aproximadamente 200.000 años. Esto significa que el cráter se formó poco después de la última edad de hielo contemplada en Marte, que terminó hace alrededor de 400.000 años.

   "Las cárcavas son comunes en Marte, pero las que han sido previamente estudiadas son más antiguas, y los sedimentos en los que se han formado se asocian con la edad de hielo más reciente . Nuestro estudio del cráter en Marte es demasiado reciente para haber sido influenciado por las condiciones que prevalecían entonces. Esto sugiere que los procesos relacionados con el agua de deshielo - que formaron estos depósitos-- han sido excepcionalmente eficaces también en tiempos más recientes" , dice Johnsson, autor principal del artículo.

IMPACTO EN EL SUELO MOJADO

   El cráter estudiado se encuentra en las latitudes medias del hemisferio sur de Marte, superpuesto a lo que se conoce como las eyecciones muralla de un cráter cercano más grande. Este material muestra un aspecto "de flor" alrededor del cráter de acogida, y los científicos han interpretado esto como el resultado de un impacto en un suelo húmedo o rico en hielo.

   "Lo primero que pensé fue que el agua que se formó estos flujos de escombros había venido del hielo conservado en el material expulsado muralla. Pero cuando miramos más de cerca, no hemos encontrado estructuras como fallas o fracturas en el cráter que podrían haber actuado como conductos para el agua de deshielo; es más probable que el agua provenga de la fusión de acumulaciones de nieve, cuando las condiciones eran favorables para la formación de la nieve. Esto es posible , ya que el eje orbital de Marte era más inclinado en el pasado de lo que es hoy en día", explica Johnson.

   Las imágenes de Marte corresponden al instrumento HiRISE a bordo de la nave orbital MRO de la NASA, informa Eurekaalert.