Retrasado el lanzamiento de la primera misión privada a la Luna

El módulo de aterrizaje lunar M1 de ispace integrado en el carenado del Falcon 9 de SpaceX
El módulo de aterrizaje lunar M1 de ispace integrado en el carenado del Falcon 9 de SpaceX - ISPACE
Publicado: martes, 29 noviembre 2022 18:37

   ((ACTUALIZADA EL 1 DE DICIEMBRE POR RETRASO EN EL LANZAMIENTO)) 

  MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La compañía japonesa ispace ha visto aplazado el lanzamiento de su nave HAKUTO-R , cuyo objetivo es ser la primera misión de una empresa privada en aterrizar en la superficie lunar.

   Se trata de la primera misión del programa de exploración lunar HAKUTO-R de la empresa ispace, con sede en Tokio, Japón, y oficinas en Luxemburgo y Estados Unidos.

    El lanzamiento, en un cohete Falcon 9 de Space X desde cabo Cañaveral, se retrasó 24 horas el 30 de noviembre por la necesidad de realizar chequeos adicionales en el lanzador. Tampoco se lanzó el 1 de diciembre por la nacesidad de hacer más pruebas, y la fecha de lanzamiento queda por determinar.

   El viaje tomará de tres a cinco meses y hará que la nave espacial se aventure al espacio profundo y regrese. Una vez en la Luna, llevará a cabo una serie de experimentos en cooperación con varias entidades comerciales y de agencias en la Tierra, informa ispace.

   La ESA ha sido contratada para garantizar la comunicación entre la nave espacial y sus equipos en la Tierra durante toda la misión.

   La red mundial de estaciones de seguimiento de la ESA se utilizará para transmitir comandos a la nave espacial y recibir datos científicos e información sobre el estado de la misión y los experimentos realizados en la Luna.

   La misión alcanzará hasta 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en su punto más lejano, aproximadamente cuatro veces la distancia entre la Tierra y la Luna. La nave espacial entrará en la órbita lunar durante aproximadamente un mes antes de que toda la nave descienda para realizar el aterrizaje lunar.

   Las operaciones de superficie durarán aproximadamente dos semanas, con el aterrizaje programado lo más cerca posible del amanecer lunar en el lugar de aterrizaje, para maximizar el tiempo de la misión.