Fósiles de un oso con caries de 3,5 millones de años hallados en Canadá

Actualizado 18/12/2017 13:41:01 CET
 Protarctos Abstrusus
MAURICIO ANTÓN/ALICE TELKA.

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Restos fósiles de hace 3,5 millones de años hallados en el Ártico de Canadá corresponden a uno de los ancestros más antiguos del oso moderno, que además presenta señales de caries en sus dientes.

   Su estudio muestra no solo que el animal es un pariente cercano del antecesor de los osos modernos -siguiendo su ascendencia a osos extintos de edad similar del este de Asia- sino que también era un goloso, como lo determinan las caries en los dientes .

   Los científicos identifican al oso como Protarctos abstrusus, que anteriormente solo se conocía de un diente hallado en Idaho. Mostrando su naturaleza transicional, el animal era un poco más pequeño que un oso negro moderno, con una cabeza más plana y una combinación de caracteres dentales primitivos y avanzados. Los resultados se publican en la revista Scientific Reports.

   "Esto es evidencia del registro más septentrional de los osos primitivos, y proporciona una idea de cómo podría haber sido el antepasado de los osos modernos", dice el Dr. Xiaoming Wang, autor principal del estudio y Jefe de Paleontología de Vertebrados en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Angeles.

   "Igualmente interesante es la presencia de caries dental, que muestra que las infecciones orales tienen una larga historia evolutiva en los animales, lo que nos puede informar sobre su dieta azucarada, presumiblemente de bayas. Esta es la primera y más temprana ocurrencia documentada de una dieta alta en calorías en los osos basales, probablemente relacionado con el almacenamiento de grasa en preparación para los duros inviernos del Ártico ".

 

Para leer más