Actualizado 01/06/2018 13:16 CET

Grupos humanos 'reconvergieron' al poblar las Américas

Puntas de lanza de la cultura Clovis
BILL WHITAKER/WIKIMEDIA COMMONS

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Dos grupos humanos que divergieron entre sí hace entre 18.000 a 15.000 años permanecieron separadas durante milenios antes de volver a mezclarse, durante la expansión por las Américas.

   Esta histórica de "re-convergencia" ocurrió antes o durante su expansión al continente sur.

   El estudio, detallado en un artículo publicado en la revista 'Science', desafía las investigaciones previas que sugieren que las primeras personas en las Américas se dividieron en las ramas norte y sur, y que la rama sureña por sí sola dio origen a todas las poblaciones antiguas en América Central y del Sur.

   El trabajo muestra por primera vez que, en lo profundo de su historia genética, muchos pueblos indígenas en el continente sureño retienen al menos algo de ADN de los "norteños" que son antepasados directos de muchas comunidades nativas que viven hoy en el este canadiense.

   "Anteriormente, se pensó que los sudamericanos indígenas y, de hecho, la mayoría de los nativos americanos, derivaban de un ancestro relacionado con la población clovis, que vivió hace unos 13.000 años", dice en un comunicado el profesor de Arqueología de la Universidad de Cambridge (Estados Unidos), Toomas Kivisild, quien codirigió la investigación con el profesor de Antropología de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) Ripan Malhi.

   "Ahora, encontramos que todas las poblaciones nativas en América del Norte, Central y del Sur también obtienen ascendencia genética de una rama del norte más estrechamente relacionada con los pueblos indígenas del este de Canadá --apunta Kivisild--. Esto no puede explicarse por la actividad en los últimos miles de años. Es algo mucho más antiguo". "Estamos empezando a ver que los modelos anteriores de poblaciones antiguas eran irrealmente simples", dice Malhi.

MIGRACIÓN TRAS EL DESHIELO

   Los científicos analizaron 91 genomas antiguos de sitios en California y Canadá, junto con 45 genomas mitocondriales de individuos nativos actuales. El trabajo se suma a la evidencia de que dos poblaciones divergieron hace de 18.000 a 15.000 años. Esto habría sido durante o después de su migración a través del puente de tierra ahora sumergido de Siberia a lo largo de lo que ahora es la costa de Alaska, informan los investigadores.

   Genomas antiguos del suroeste de Ontario, en Canadá, muestran que después de la división, los ancestros indígenas que representaban la rama norte migraron a la región de los Grandes Lagos. Es posible que hayan seguido los bordes glaciales en retirada a medida que la edad de hielo más reciente comenzó a descongelarse, plantean los autores del trabajo. Es probable que las poblaciones que representan la rama sur continúen descendiendo por la costa del Pacífico, habitando islas en el camino, según los investigadores.

   "El niño antiguo Anzick de Montana también representa la rama sur y está asociado con la cultura clovis, que alguna vez se pensó que era ancestral para todos los nativos americanos --detalla Malhi--. El análisis de genomas de pueblos antiguos de Ontario y California nos permitió identificar componentes de las ramas norte y sur en los genomas contemporáneos de América Central y América del Sur. Estos componentes probablemente fueron el resultado de una 'reconvergencia' de las dos ramas en el tiempo".

   "La mezcla de linajes se produjo en América del Norte, antes de la expansión hacia el sur, o cuando las personas migraron hacia el sur del continente, muy probablemente siguiendo la costa occidental", afirma Christiana Scheib, primera autora del estudio que realizó el trabajo mientras estaba en la Universidad de Cambridge. "No tenemos ADN antiguo para corroborar cómo de temprano llegó esta rama ancestral del norte", lamenta.