7 de abril de 2020
 
Actualizado 19/02/2020 16:09:42 +00:00 CET

El pasado guerrero de Escocia se manifiesta en un monolito picto

La Piedra de Tulloch
La Piedra de Tulloch - UNIVERSITY OF ABERDEEN

   MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Arqueólogos han recreado imágenes de una figura en una célebre piedra de la cultura picta, descubierta en 2017, con detalles que dan nuevas ideas sobre el pasado guerrero de Escocia.

   Durante el movimiento de tierras cerca del Parque McDiarmid de la localidad de Perth, se encontró un monolito de casi dos metros de altura, que representa a una figura masculina con una lanza.

   Aunque se podía ver el perfil del hombre, la talla era poco visible en algunos lugares y la superficie de la piedra se había deslaminado en parte.

   Arqueólogos de la Universidad de Aberdeen, que lidera el estudio de Northern Picts, han tomado miles de fotografías para crear imágenes tridimensionales. Esto ha aclarado el diseño y les ha permitido compararlo con los que se encuentran en otras piedras.

   El profesor Gordon Noble, Jefe de Arqueología en Aberdeen, y el doctor Mark Hall, curador arqueológico en el Museo de Perth, dicen que la piedra, conocida como la Piedra de Tulloch, es un "hallazgo significativo" que se suma al cuerpo de material disponible para el estudio.

   En un artículo publicado en Antiquity, el equipo de investigación argumenta que las similitudes observadas entre la Piedra de Tulloch, llamada así por el lugar donde fue descubierta, y las encontradas en Rhynie en Aberdeenshire y Newton of Collessie en Fife están llenando los vacíos de la historia indocumentada de Escocia.

   El profesor Noble dijo en un comunicado: "Al observar las tres piedras juntas, hemos podido sacar nuevas conclusiones sobre lo que representan estas figuras. En la Piedra de Tulloch ahora podemos ver que el hombre lleva una distintiva lanza que sabemos de investigaciones previas que se utilizó desde el siglo III al VI.

   "También tiene un peinado muy distintivo, lleva un casco y un collar y tiene una línea tenue alrededor del tobillo izquierdo que podría sugerir calzado o mallas ajustadas. En línea con las otras piedras, esta es claramente una representación de un guerrero. Su primer lugar da a la unión de los ríos Tay y Almond, un cruce marcado por un fuerte romano y más tarde un posible centro real picto, lo que sugiere que el monolito podría haber sido ubicado en un cementerio de la élite.

   "Debido a que la presentación de las figuras está estandarizada en todas las piedras, es probable que represente una imagen sagrada genérica, en lugar de ser una representación de alguien enterrado allí".

   El doctor Hall dice que esto también apunta a un espíritu de señor de la guerra o guerrero que ha sido bien documentado en la Inglaterra anglosajona, pero de la que se ha visto poca evidencia en Escocia.

Para leer más