Actualizado 27/10/2020 11:04 CET

Tintas de papiros egipcios revelan complejas técnicas de secado

Un fragmento de papiro de un tratado astrológico y los mapas de fluorescencia de rayos X del ESRF que muestran la distribución de hierro (rojo) y plomo (azul) en las letras rojas que escriben la palabra egipcia antigua usada para el término estrella
Un fragmento de papiro de un tratado astrológico y los mapas de fluorescencia de rayos X del ESRF que muestran la distribución de hierro (rojo) y plomo (azul) en las letras rojas que escriben la palabra egipcia antigua usada para el término estrella - THE PAPYRUS CARLSBERG COLLECTION AND THE ESRF.

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Fragmentos de papiros del antiguo Egipto analizados con microscopía de rayos X han revelado plomo en tintas rojas y negras, usados por sus propiedades de secado en lugar de como pigmentos.

   Una "técnica de secado" similar a base de plomo también se ha documentado en la pintura europea del siglo XV, y su descubrimiento en papiros egipcios exige una reevaluación de los antiguos pigmentos a base de plomo.

   Los antiguos egipcios han estado usando tintas para escribir desde al menos el 3200 a. C., usando tintas negras para el cuerpo principal del texto y tintas rojas para resaltar encabezados y palabras clave. En un nuevo estudio publicado en la revista 'PNAS', un equipo interdisciplinar de investigadores de la Universidad de Copenhague ha empleado equipos avanzados de microscopía de rayos X basados en radiación de sincrotrón para investigar tintas rojas y negras conservadas en una muestra de 12 fragmentos de papiro del período romano en Egipto, alrededor del 100 al 200 d.C..

   "Nuestros análisis de las tintas en los fragmentos de papiros de la biblioteca única del templo de Tebtunis revelaron composiciones previamente desconocidas de tintas rojas y negras, particularmente compuestos a base de hierro y plomo", explica en un comunicado el egiptólogo y primer autor del estudio Thomas Christiansen de la Universidad de Copenhague.

   La profesora de química y coautora Sine Larsen agrega que "los compuestos a base de hierro en las tintas rojas son probablemente ocre, un pigmento natural de la tierra, porque el hierro se encontró junto con el aluminio y el mineral hematita, que se encuentran en el ocre. Los compuestos de plomo aparecen tanto en la tinta roja como en la negra, pero como no identificamos ninguno de los pigmentos típicos a base de plomo utilizados para colorear la tinta sugerimos que los escribas utilizaron este compuesto de plomo en particular para secar la tinta en lugar de como pigmento".

   Una técnica de secado similar a base de plomo se utilizó en la Europa del siglo XV durante el desarrollo de la pintura al óleo, y los investigadores creen que los egipcios deben haber descubierto 1.400 años antes que podían asegurarse de que sus papiros no se mancharan aplicando esta tinta en particular.

   Según los investigadores, su descubrimiento exige una reevaluación de los compuestos a base de plomo que se encuentran en las antiguas tintas mediterráneas, ya que las técnicas de secado pueden haberse generalizado mucho antes de lo que se creía. La producción de tinta se especializó en el antiguo Egipto.

   Los fragmentos de papiros estudiados forman parte de manuscritos más grandes que pertenecen a la Colección Papyrus Carlsberg, de la Universidad de Copenhague, más específicamente de la biblioteca del templo de Tebtunis, que es la única biblioteca institucional a gran escala que se conserva del antiguo Egipto.

   Los sacerdotes del templo, que escribieron los manuscritos de papiros analizados, probablemente no fabricaron las tintas ellos mismos, ya que la complejidad de las tintas rojas en particular debe haber requerido conocimientos especializados.

   "A juzgar por la cantidad de materias primas necesarias para abastecer una biblioteca de un templo como la de Tebtunis, creemos que los sacerdotes las hayan adquirido o supervisado su producción en talleres especializados muy parecidos a los de los Maestros Pintores del Renacimiento", explica Thomas Christiansen.

   Según destaca, "los microanálisis avanzados basados en sincrotrones han proporcionado un conocimiento incalculable de la preparación y composición de las tintas roja y negra en el antiguo Egipto y Roma hace 2000 años. Y nuestros resultados están respaldados por evidencia contemporánea de las instalaciones de producción de tinta en el antiguo Egipto de un hechizo inscrito en un papiro alquímico griego, que data del siglo III d.C.".

   "Se refiere a una tinta roja que se preparó dentro de un taller --desvela--. Este papiro fue encontrado en Tebas, y bien puede haber pertenecido a una biblioteca sacerdotal como los papiros estudiados aquí, proporcionando así una visión de algunas de las artes químicas aplicadas por los sacerdotes egipcios del período romano tardío".

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Isa, destrozada, desvela el último desprecio de su madre, Isabel Pantoja

  2. 2

    Fran Rivera, entre la espada y la pared, mintió públicamente sobre la herencia de Paquirri

  3. 3

    10 errores históricos de la temporada 4 de The Crown

  4. 4

    Cantabria mantendrá el cierre perimetral y de los municipios en el puente de diciembre

  5. 5

    Makoke y Diego Matamoros firman la paz, cenan juntos en un restaurante