Unos 2.000 taxis marchan hasta el Palau de la Generalitat para reclamar la retirada de "800 o 900 licencias"

Publicado 11/03/2014 20:06:47CET
Una manifestación de taxis en Valencia
Europa Press

VALENCIA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unos 2.000 taxis de Valencia han marchado este martes a partir de las 12.00 horas desde las grandes vías Marqués del Turia y Fernando el Católico hasta las Torres de Serranos, donde han aparcado sus vehículos y una representación de unas 200 personas ha entregado en el Palau de la Generalitat un manifiesto dirigido al presidente, Alberto Fabra, en el que reclaman "la retirada de 800 o 900 licencias para hacer viable el sector", lo que podría realizarse "mediante jubilaciones anticipadas o rescate --compra-- de algunos permisos".

Así lo ha señalado a Europa Press el presidente de la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia, Fernando del Molino, quien ha indicado que han tardado cerca de una hora en completar el recorrido por las retenciones de tráfico que han provocado en el centro de la ciudad, como sucedió en la protesta que realizaron el pasado jueves hasta la sede de la Conselleria de Infraestructuras.

Las comitivas que partían de esos dos puntos se han juntado en Plaza de España y después han avanzado por San Vicente y Guillem de Castro hasta Torres de Serranos, para después dirigirse a pie a entregar un escrito en el que piden al jefe del Consell la destitución del director general de Transportes, Carlos Eleno, al que acusan de "faltar a su palabra, por mentir al sector en varias ocasiones, y de no hacer su trabajo, por hacer política a favor de la parte empresarial del taxi".

Con estas medidas, pretenden que "el sector del taxi de Valencia sea viable, que hoy no lo es" y, para lograrlo, exigen "garantías de que el nuevo reloj lo van a llevar todos los taxímetros" y un "control de los contratos de los asalariados, que la Conselleria tiene obligación legal de realizar pero no lo está haciendo".

Igualmente, reclaman un calendario laboral "para no trabajar todos los taxis los festivos" y que recuperen los "diez kilómetros de penalización" que existían con el reloj anterior y también en el borrador de la nueva orden pero, según Del Molino, "han sido retirados a petición de la parte empresarial". Este mecanismo persigue "evitar que se trabaje con el taxímetro apagado", para lo que descuenta tiempo del reloj a quienes avancen más de diez kilómetros en esas circunstancias.

"Son pequeñas cosas pero hacen que un sector que está mal, esté aún peor", subraya el presidente de la Federación Sindical del Taxi, quien avanza que preparan nuevas movilizaciones a pie para los próximos días 17 y 18 de marzo.