Publicado 18/02/2021 12:48CET

Ábalos supervisa los trabajos de acondicionamiento de la N-232 en el Puerto de Querol, ejecutados al 75%

Obras en el Puerto de Querol
Obras en el Puerto de Querol - MITMA

Se trata del último puerto de montaña en el corredor de esta vía y mejorará la movilidad del Corredor Cantábrico-Mediterráneo

CASTELLÓ, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha destacado que el avance de las obras de acondicionamiento de la carretera N-232 en el Puerto del Querol mejorará la movilidad viaria del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Así lo ha indicado durante una visita de supervisión a estos trabajos, que ya están ejecutados al 75 por ciento y que cuentan con un presupuesto de 42,3 millones de euros que, junto con asistencias técnicas y expropiaciones, suponen una inversión de casi 46 millones.

El responsable del departamento ha subrayado que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo es multimodal y, en el caso de la carretera, actuaciones como esta o los avances que el MITMA está desarrollando en la A-68, señalan "la importancia de sacar el mejor partido de los corredores existentes, aprovechando los beneficios de una infraestructura ya asentada en el territorio".

Ábalos ha supervisado los trabajos en el Puerto del Querol, en el tramo entre Barranco de la Bota y Masía de la Torreta, ha valorado su especial significado en términos de mejora de seguridad, vialidad y conectividad de las comarcas castellonenses del Maestrazgo y de Els Ports, así como la aragonesa del Bajo Aragón, según ha informado el MITMA.

El ministro ha subrayado que, una vez finalicen las obras de estos siete kilómetros de carretera se reducirá el tiempo de circulación en unos 10 minutos; se mejorará la circulación de los vehículos, sobre todo de pesados; habrá mayor comodidad de circulación, eliminando el trazado sinuoso del puerto de montaña y un aumento de la seguridad vial al disponer de un carril adicional para vehículos lentos en el ascenso al puerto, arcenes y bermas.

Con estas obras, el Ministerio acondiciona el último puerto de montaña que queda en este itinerario de la N-232, mejora la movilidad a lo largo de este corredor que conecta la Comunitat Valenciana con Aragón y el Norte de España y, de manera específica, para las comunicaciones de Morella con la costa, con lo que se favorece "una mejora en la vertebración del territorio".

El ministro ha puesto en valor los esfuerzos del MITMA para que esta carretera se convierta en un "verdadero corredor vertebrador que conecte el Mediterráneo y el Cantábrico, con Vinaròs y Santander como anclas, permitiendo una salida rápida al mar desde el interior peninsular".

INVERSIONES

Ábalos ha hecho balance de las inversiones de su departamento en la provincia de Castellón, donde en el contexto del Corredor viario Cantábrico-Mediterráneo, estas obras se suman a los trabajos de acondicionamiento para mejorar la N-232 entre el límite provincial con Castellón y la intersección a Ráfales en Teruel, puestos en servicio en 2019; al proyecto de acondicionamiento del tramo contiguo al actual entre Morella y Masía de la Torreta, con un presupuesto estimado de 17,6 millones de euros, sometido a información pública en octubre de 2020 y a los compromisos con la autovía A-68.

En esta última vía, el MITMA está trabajando en la adjudicación y formalización de las obras del tramo entre El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro por un importe de 62,1 millones de euros; la redacción de proyecto de Fuentes de Ebro-Quinto, licitado en diciembre de 2020 y el resto de licitaciones para redacción de proyectos en este eje hasta Ventas de Valdealgorfa.

N-232 EN MORELLA

En la actualidad, el tramo existente entre el Barranco de la Bota y Masía de la Torreta es, básicamente, una carretera sin arcenes y con un gran número de curvas de radio reducido. Además, a la complejidad del trazado hay que sumarle que, en su tramo más problemático en la subida al Puerto del Querol, la pendiente llega a superar puntualmente el 10%.

Con estas obras, el Ministerio está construyendo una carretera de nuevo trazado que, además de disminuir los tiempos de circulación, mejorará "radicalmente la capacidad, funcionalidad y seguridad vial de este itinerario".

Ya está completada la práctica totalidad del movimiento de tierras, incluyendo el Túnel del Querol y todas las estructuras, salvo el viaducto sobre el Barranco de la Bota, donde se está trabajando actualmente.

Para Ábalos, estas obras supondrán la mejora del último puerto de montaña en el corredor de la N-232, y se unen a las ya puestas en servicio entre el límite provincial entre Teruel y Castellón y Ráfales, en Aragón, y al proyecto que se está redactando entre Morella y Masía de la Torreta, contiguo a este en ejecución.

Para leer más