Publicado 25/07/2019 15:22

El abogado de Blasco respetará el pacto con Fiscalía y reprueba a las otras acusaciones: "Quieren vapuleo bajo aplausos"

El exconseller de Solidaridad y Ciudadanía del PP en la Generalitat Valenciana, Rafael Blasco, llegando a la Ciudad de la Justicia de Valncia, donde se sentará en el banquillo de los acusados por el segundo juicio del llamado 'caso Cooperación', el que
El exconseller de Solidaridad y Ciudadanía del PP en la Generalitat Valenciana, Rafael Blasco, llegando a la Ciudad de la Justicia de Valncia, donde se sentará en el banquillo de los acusados por el segundo juicio del llamado 'caso Cooperación', el que - Francisco Martínez - Europa Press - Archivo


VALNCIA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Javier Boix, abogado del exconseller 'popular' de Solidaridad y Cooperación Rafael Blasco, ha asegurado este jueves que van a "respetar" y "no con la boca pequeña" el pacto de conformidad acordado con Fiscalía Anticorrupción en el marco del juicio por las presuntas irregularidades en subvenciones a ONG y el fallido hospital de Haití.

El letrado ha reprochado al fiscal Jesús Carrasco que no haya defendido el acuerdo que ambas partes cerraron "con más energía" y ha criticado duramente a las acusaciones particular, la Abogacía de la Generalitat, y en especial a la popular, la Coordinadora Valenciana de ONGD. "Quieren un vapuleo bajo aplausos", ha recriminado.

Boix se ha pronunciado de este modo durante la exposición de sus conclusiones definitivas en la recta final de este prolongado proceso, correspondiente al segundo juicio del caso, en el que se juzgan dos piezas del conocido como caso Cooperación --2 y 3-- por los delitos de prevaricación, cohecho, asociación ilícita, malversación, encubrimiento, fraude de subvenciones, blanqueo y falsedad documental.

Por estas piezas, Anticorrupción solicitaba 16 años de cárcel para Blasco y pedía como responsabilidad civil la cantidad de 4.639.840 euros a favor de la Generalitat. La pena más elevada que reclamaba el fiscal era para Augusto César Tauroni, hasta 21 años y medio de cárcel.

Sin embargo, los acuerdos a los que han llegado estos acusados contemplan penas inferiores --de tres años y medio para los principales procesados--. Los encausados que han llegado a un acuerdo con la Fiscalía son, además de Blasco, Augusto César y Arturo Tauroni; la ex secretaria general de la Conselleria, Tina Sanjuán; el exjefe de área de Solidaridad, Marc Llinares, así como Alina Indiekina Lisenko y María Isabel Castillo López.

El representante legal de Blasco ha puesto en valor su "lealtad" al pacto de conformidad cerrado con Anticorrupción, aunque ha agregado que ha visto a fiscales "defender con más energía sus pactos de conformidad". Sin embargo, el letrado ha centrado gran parte de su intervención en desacreditar a las acusaciones, en especial al papel de la Coordinadora.

Así, ha criticado que las acusaciones particular y popular "se han basado en maledicencias y han lanzado tópicos, y en base a esos tópicos hay que condenar". "Populismo punitivo del linchamiento", ha resumido. De este modo, ha señalado que "es falsa la intención de una sentencia justa", sino que "quieren un vapuleo bajo aplausos". "El comportamiento judicial visto hoy --ha dicho en referencia a la exposición de las conclusiones de la Coordinadora-- solo se le ocurre a mentes retorcidas, solo demuestra lo que es esa acusación popular", ha reprobado.

Ha lamentado también que el si el juicio se alargara un poco más llegarían a acusar a su defendido y el resto de los principales procesados de "organización terrorista". Por todo ello, ha insistido, tal como hiciera en primera jornada de conclusiones de este miércoles, en solicitar que se impongan las costas del proceso judicial a la Generalitat y la Coordinadora de ONGD porque han expuesto argumentos "de los que no acusan". "La acusación popular no ha entrado en términos jurídicos sino en el linchamiento y el aplauso", ha reiterado.

DEFENSA DEL ACUERDO

Boix ha enarbolado igualmente durante gran parte de su discurso la defensa del pacto firmado con el fiscal y ha defendido sobre este punto que han consignado dinero para afrontar la responsabilidad civil que corresponda a Blasco y ha puesto sobre la mesa que existe "una sentencia de conformidad con Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Valncia que le bastó con el 10 por ciento". "El pacto está cumplido al cien por cien. Basta con la intención de reparar porque, si no, se discrimina a quienes tienen poco. Hay que atender a la voluntad reparadora", ha puesto en valor.

Así, ha insistido en que han demostrado "voluntad de pago" y ha vuelto a cargar contra las acusaciones particular y popular por dudar de la aplicación de la atenuante de reparación del daño incluida en el acuerdo: "No había mala intención de esta parte. Solo los malintencionados llegan tan lejos en pensar mal. Mucho llorar con que no se nos da el dinero... Coge lo que te dan y luego llora".

En cuanto a la atenuante de confesión tardía, ha asegurado que "ha pasado más de un año" desde que reconocieron los hechos y ha justificado: "Mi cliente declara, pero no se somete a un circo, que es lo que quería la acusación popular. El acuerdo reconoce expresamente que no hay dádivas a mi patrocinado".

COSA JUZGADA Y VULNERACIÓN DE DERECHOS

El abogado de Blasco también ha mantenido ante el tribunal que considera que en este procedimiento existe cosa juzgada y vulneración de derechos de su patrocinado. "Este juicio ha sido una vulneración de derechos clarísimo. Lo juzgó el Tribunal de Cuentas. Por cambiar de edificio y pasar cuatro años con las mismas normas no se dé por juzgado", ha resaltado, al tiempo que ha vuelto a recriminar que "la acusación popular no quiere recuperar, sino que quiere venganza". "Es muy bonito no recuperar y ser doliente", ha añadido.

También ha sostenido que la supuesta "relación preexistente" entre Blasco y Tauroni es "falsa" y "no ha sido probada en este procedimiento" y ha tratado de explicar lo que considera que ocurrió con las ayudas para la cooperación: "Había un caos total en la Conselleria, había descontrol con ONG que casi se autogestionaban los concursos y de ahí sacan la maledicencia (las acusaciones). La estructura fáctica que han montado las acusaciones es la misma que en la primera pieza, hay cosa juzgada", ha zanjado.

Más información