El absentismo laboral en la Comunitat Valenciana costó a las empresas 51 millones de euros en 2017, según Adecco

Presentación informe Adecco Absentismo Laboral
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2018 15:29:34CET

FREMAP cifra la tasa de incapacidad temporal de los trabajadores valencianos en un 3,04%, por debajo de la media nacional (3,22%)

VALÈNCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El absentismo laboral en la Comunitat Valenciana supuso un coste directo para las empresas de 51,07 millones de euros en 2017. El 13,6% de los días de baja se debió a una contingencia profesional, mientras que el 86,4% fue por contingencia común, y por tipo de diagnóstico, los trastornos músculoesqueléticos, los traumatismos y los trastornos mentales acumularon el 62,5% de los días de baja.

Así se desprende del VII Informe sobre absentismo laboral de Adecco que refleja que a mayor recuperación económica y a mayor tamaño de las empresas, crece el absentismo laboral, que el año pasado marcó un "máximo histórico" en el conjunto del país hasta situarse en un 5%, con un coste global de 76.000 millones de euros --6.200 millones de coste directo para las empresas y 63.000 millones de coste oportunidad, bienes y servicios que no produjeron--, o lo que es lo mismo, el 5,46% del PIB del país.

El estudio anexa un 'barómetro de salud' de la Comunitat Valenciana a través de los datos de FREMAP, mutua colaboradora con la Seguridad Social, que sitúa la tasa de incapacidad temporal de los trabajadores valencianos en un 3,04%, por debajo de la media nacional (3,22%).

El índice de procesos por incapacidad temporal en la Comunitat se situó en un 26,84%, por debajo de la media nacional (33,01%), aunque el índice de días por cada cien trabajadores alcanzó los 1.321, por ligeramente por encima de la media del país (1.309 días).

Esta región fue una de las que en 2017 incrementó el número de horas pactadas por trabajador y año. La autonomía, que estaba en 'niveles medios' en este aspecto, aumentó las horas pactadas hasta las 1.776 horas, aunque las horas efectivas se situaron en 1.537, siendo la media de horas no trabajadas de 247.

Por género, el estudio de Adecco muestra que de los 48.810 procesos por incapacidad temporal que se registraron el año pasado en la Comunitat, los hombres representaron un total de 23.546. De ellos, 18.353 se debieron a contingencia común (con 874.370 días de baja) y 5.193 por contingencia profesional (con 195.728 días de baja). En total: 1.070.098 días de baja.

Las mujeres superaron por muy poco a los hombres en procesos de incapacidad temporal (25.264). De ellos, 22.723 fueron por contingencia común y 2.541 por contingencia profesional, en este último caso, por debajo de la media masculina. En cuanto a los días, la media se situó por encima de la de los hombres con 1.332.563 días, pero cabe tener en cuenta que aquí se incluye la baja maternal. De este modo, las contingencias comunes supusieron 1.225.027 días de baja y las profesionales 107.536.

Por edades, los más jóvenes, de hasta 34 años, fueron los que más procesos de incapacidad temporal acumularon (el 29,34% del total) frente a la horquilla de 35 a 49 años (25,41%) y los mayores de 49 años (26,49%). Sin embargo, los mayores de 49 acumularon más días de baja (2.047,43), con lo que sus procesos fueron más largos, mientras que la franja de 35 a 49 años se situó en 1.237,84 días de media y los menores de 34 acumularon 877,17 días.

MEJORAR EL "CLIMA LABORAL"

El informe ha sido presentado este martes en la sede de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana, donde su secretario general, Miguel Ángel Javaloyes ha subrayado la importancia de conocer estos datos para aplicar medidas de control, gestión y prevención que permitan "mantenernos vivos en un momento de incertidumbre".

En este sentido, el director de Adecco en Levante, Victor Tatay, ha resaltado la necesidad de que la dirección de las empresas y los consejos asuman como una "necesidad" la implantación de medidas para "conseguir mejoras" en las cifras de absentismo laboral, algo que está convencido de que se puede hacer si se trabaja "con las personas".

De este modo ha sugerido una mejora del clima laboral para aumentar el compromiso de los trabajadores con la compañía. Hoy por hoy, "nuestro sistema económico no puede presumir de ser de los más productivos de Europa", ha lamentado.

"UN TERRENO COMPLICADO"

Durante la presentación del informe, a cargo de la responsable del Área de Gestión del Absentismo de FREMAP, Elisa Pendás, y del director de asesoría jurídica y prevención de riesgos laborales de Adecco, Francisco Javier Blasco de Luna, este último ha alertado que el tratamiento del absentismo se mueve en un "terreno complicado".

"Dispersión normativa, ambigüedad e inseguridad jurisprudencial, escaso alcance de la autonomía colectiva, inherente ausencia de cultura preventiva, excesiva intervención pública que impone el modelo de prevención y falta de apuesta por la intervención de las mutuas", son algunos de los problemas a los que ha aludido.

Blasco de Luna ha llamado a abordar el "fenómeno del envejecimiento" para "hacer compatible el ciclo de vida del trabajador con su vida personal y laboral".

En cuanto a la digitalización ha instado a "superar conceptos de conciliación". El derecho a la llamada 'desconexión digital' se puede convertir en "esclerosis", siendo de nuevo el sector femenino el más castigado. En su lugar, ha abogado por fomentar la "corresponsabilidad" y "no ver tan mala la conexión digital".

También ha hecho referencia a las nuevas relaciones laborales a raíz de los procesos digitales para poner de manifiesto que en España hay una "tendencia individualizada" pero en otros países ya se existen "fórmulas de trabajo compartido".