Absuelto el director del Rototom, acusado de promover consumo de marihuana

Público en el Rototom 2014
LUCA VALENTA
Actualizado 13/05/2015 18:24:09 CET

CASTELLÓN, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El director del Rototom Sunsplash, Filippo Giunta, ha sido absuelto este miércoles por la justicia italiana tras ser acusado de promover y facilitar el consumo de marihuana en el festival en Italia, según ha informado la organización del evento musical en un comunicado.

Giunta ha manifestado que esto supone "el último capítulo de una amarga historia que comenzó en 2009 con la persecución política al festival a raíz de la Ley Fini-Giovanardi, que permitió criminalizar la actividad hasta el punto de forzar su traslado de Italia a España".

"Ha sido un juicio ideológico y una batalla de libertad", ha expresado Giunta, que ha señalado que, "a diferencia de lo que normalmente suele ocurrir en Italia, hemos acelerado la conclusión del caso, reduciendo considerablemente el número de testigos de la defensa para obtener cuanto antes una sentencia y evitar que el caso acabara prescribiendo".

"Queremos que no exista la menor sombra de duda sobre el hecho de que la organización de un festival de música reggae es, ante todo, una manifestación cultural que nada tiene que ver con el delito de promoción del consumo de marihuana, como me se ha acusado", ha remarcado el director del Rototom Sunsplash, que ha subrayado que desde que se trasladamos a España el festival se ha desarrollado y ha crecido "exponencialmente".

En ese sentido, Giunta ha indicado que únicamente durante los ocho días del Rototom Sunsplash dan empleo a unas 2.000 personas entre trabajadores propios y empresas contratadas, además de generar una ocupación hotelera del 96 por ciento y tributar los correspondientes impuestos al Estado español, "con el consiguiente enriquecimiento económico, turístico y cultural para el territorio que ello supone".

El director del festival reggae también ha agradecido su apoyo "a las numerosas personas, entidades, organizaciones y asociaciones que durante todos estos años han estado a nuestro lado y han creído en nosotros y en nuestra inocencia".

Giunta se enfrentaba a una pena de hasta diez años de prisión. El tribunal lo ha absuelto al considera que "no existe el hecho por el que ha sido juzgado" y contra el fallo de la sentencia no cabe recurso, según la organización.