Un acusado de robar y matar a una anciana en su vivienda de La Llosa (Castellón) dice que solo quería dormirla

Audiencia Provincial de Castellón
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Publicado 08/05/2019 17:57:19CET

CASTELLÓ, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Un hombre acusado de robar y matar a una anciana octogenaria en su vivienda de La Llosa (Castellón) en 2017 ha asegurado este miércoles en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial que no había tenido intención de matarla, sino que solo quería dormirla con la intención de sustraer dinero del domicilio para poder consumir droga.

El fiscal solicita para este acusado una pena de 19 años de prisión por homicidio, tres años y seis meses de prisión por robo con fuerza y cuatro años más por robo con violencia. Así mismo, pide para el otro acusado un año y tres meses de cárcel por un delito de receptación.

Según el escrito del fiscal, uno de los acusados el 9 de marzo de 2017 entró en una vivienda de La Llosa y se escondió hasta que se aseguró que la propietaria de la vivienda -una mujer octogenaria- estaba sola. Más tarde, accedió a una estancia previa a la puerta de madera de entrada a la vivienda y cogió un monedero con 200 euros y una cadena de oro.

El 15 de marzo de ese mismo año, el acusado, que se había enterado de que la propietaria de la vivienda guardaba dinero que no había localizado cuando entró la anterior vez, regresó al domicilio y se escondió en el hueco de la escalera de acceso al piso superior del inmueble hasta que salieron la mujer y otra persona que había ido a visitarla.

Así, según el fiscal, el acusado aprovechó esta circunstancia y que la dueña de la vivienda había dejado la puerta de acceso abierta para entrar en el inmueble hasta el salón y la habitación a la búsqueda de dinero y objetos que fueran de su interés con el propósito de sustraerlos.

MUERTE POR ASFIXIA

Poco después, el acusado fue sorprendido por la dueña de la vivienda, a lo que reaccionó yendo hacia ella y propinándole dos puñetazos. La anciana trató de defenderse forcejeando con su agresor y así le arañó el antebrazo y le mordió. Según el ministerio público, el procesado la cogió por el cuello y apretó hasta que le causó la muerte por asfixia.

El fiscal asegura que posteriormente el acusado pateó el cuerpo de la mujer para comprobar que no se movía y siguió buscando por la casa objetos que fueran de su interés. Así, se apoderó de no menos de 320 euros, un reloj, un collar, un llavero y llaves, así como de otros objetos. Poco después de marcharse de la vivienda, el procesado se reunió con el otro acusado y varios menores de edad y les explicó que había matado a la mujer y que había sustraído objetos y dinero de su domicilio y les hizo entrega de parte del dinero sustraído.

600 EUROS

Durante su declaración, el principal acusado, que ha roto a llorar mientras declaraba, ha reconocido que el 9 de marzo accedió a la vivienda de la mujer para "conseguir dinero para droga" y que sustrajo algunas joyas y algo de dinero. Así mismo, ha señalado que el 15 de marzo regresó a la vivienda para conseguir más dinero para droga ya que había escuchado que la anciana tenía 600 euros.

El procesado, que ha indicado que ese último día había consumido droga y alcohol, ha explicado que accedió a la vivienda, se metió en una habitación y empezó a registrarla y se encontró con la dueña y, cuando intentó salir por la puerta, la mujer le cogió y le quitó la sudadera. Así, ha dicho que él lanzó dos puñetazos y, tras forcejear ambos, empezó a presionar a la mujer mientras esta le arañaba y le insultaba y la dejó caer al suelo.

Posteriormente, ha relatado que se asustó "mucho" cuando vio sangre y tomó el pulso a la mujer y no lo notó. Más tarde, según ha señalado, se puso nervioso y se puso a buscar dinero y oro, ya que necesitaba dinero para droga, y cogió unos 300 euros y unos pendientes.

DEMASIADO TARDE

Según ha dicho, tras abandonar la vivienda le contó los hechos a varias personas, pero ha aclarado que no tuvo valor suficiente de ir a la Policía porque "había hecho algo muy feo y cuando fui consciente era demasiado tarde". Ha reconocido que ha causado daño a los familiares de la víctima y a su propia familia.

El acusado ha afirmado que no tenía intención de matar a la mujer, sino que lo que quería era dormirla con la intención de coger el dinero para consumir droga, pues en algunas ocasiones había jugado con sus amigos a dormirse y quedarse inconscientes y luego despertaban "y no pasaba nada". Ha asegurado que los hechos siempre quedarán en su conciencia.

El otro acusado ha declarado que el otro procesado le contó lo que había hecho y que le dijo que estaba "muy arrepentido". Asimismo, la madre del principal acusado ha subrayado que él le dijo que estaba "súper arrepentido".

Contador

Para leer más