Así fue la exhibición de fuego y color de Ricardo Caballer en el Castell de l'Olla de Altea

Castell de l'Olla en Altea
EUROPA PRESS
Actualizado 12/08/2018 12:06:31 CET

ALTEA (ALICANTE), 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El pirotécnico Ricardo Caballer coloreó la bahía de Altea (Alicante) en la 32 edición del Castell de l'Olla, que anoche volvió a congregar a decenas de miles de personas a los pies del Mediterráneo para disfrutar de un espectáculo de pólvora lanzado desde el mar.

El evento contó con la presencia del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien destacó que con esta tradición de fuego y agua Altea se convierte por una noche en "capital de la Comunitat Valenciana".

También asistieron, entre otros, la consellera de Justicia,, Gabriela Bravo; el vicepresidente de Les Corts, Alejandro Font de Mora; el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví; el alcalde de Altea, Jaume Llinares; y el presidente de la Cofradía del Castell de l'Olla, entidad que impulsa la iniciativa, José Pérez Gorgoll 'Picarraco'.

Antes del disparo se entregaron los premios Illeta d'or, que en su segunda convocatoria han reconocido a los pirotécnicos Ricardo caballer y Rafa Terol (este último a título póstumo); a la periodista alteana de RNE Mamen Asencio y a Onda Cero y Europa FM.

Durante una media hora, Ricasa iluminó la medianoche alteana con una puesta en escena que mostró un auténtico catálogo de efectos, como enormes palmeras, formas de espirales o corazones dibujadas sobre el cielo, pavos reales y un apoteósico final con alma de mascletà.

EL CASTELL DE L'OLLA

El Castell se celebra en la playa de la Olla, frente los jardines de Villa Gadea, donde se concentran cerca de 50.000 personas para disfrutar de este evento pirotécnico que se dispara desde el mar, gracias a unas plataformas que se instalan durante los días previos a 300 metros de la línea de la costa.

En 2016, con motivo del 30 aniversario, tuvo el reconocimiento de Unesco Mediterráneo, a través de la comisión española de este organismo internacional, que ensalzó los valores de la protección universal de las manifestaciones humanas en materia de la preservación de patrimonio etnológico e inmaterial, ejemplificado en el Castell de l'Olla.

El espectáculo cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Altea, la Diputación de Alicante y la Generalitat Valenciana, además de Rover Alcisa, Fundación Caixaltea, Hospital IMED Levante, Hotel SH Villa Gadea y Hotel Cap Negret.

El cartel para esta edición lo ha realizado la diseñadora e ilustradora Lina Vila, mientras que el poema que le acompaña lo ha escrito la periodista Silvia Zarza. Se trata de la primera vez en la historia del espectáculo pirotécnico en la que dos mujeres coinciden como artífices de la imagen gráfica y el texto.