Actualizado 26/07/2009 16:51 CET

El Ayuntamiento abre una nueva sede del Banco de Alimentos en el Grau para beneficiar a familias necesitadas

VALENCIA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde del Grau de Castellón, Marta Gallén, anunció hoy que el Ayuntamiento de la ciudad dispondrá de un nuevo local destinado a albergar la sede del Banco de Alimentos en el Grau, que beneficiará a familias necesitadas.

Gallén explicó en un comunicado que, con esta nueva sede, "se mejorará la asistencia hacia los vecinos del Grau, optimizando los recursos sociales y sumando otra delegación en Castellón del Banco de Alimentos". El Grau tiene una población que se acerca ya a los 20.000 habitantes y, por ello, según la edil, "es necesario contar con este tipo de ayudas para las familias más necesitadas".

Marta Gallén afirmó también que las ONG que trabajan en Castellón "podrán disponer de un punto en el Grau para abastecerse de alimentos básicos, que llegan de los excedentes de la Unión Europea y que luego serán repartidos a los ciudadanos y ciudadanas que lo necesiten".

De este modo, el Ayuntamiento de Castellón aprobará, tras conocer las diferentes propuestas que se presenten, la contratación de arrendamiento de un local en el Grau para que se convierta en la nueva sede del Banco de Alimentos. El local que se ofrezca deberá encontrarse en el perímetro marcado por la calles Paseo Buenavista, Ingeniero Serrano Lloberas, Juan de Austria y Avenida del Puerto y, además, deberá tener una superficie mínima de 80 metros cuadrados y estar ubicado en una planta baja.

La teniente de alcalde destacó que este nuevo local se suma al que ya cuenta el Banco de Alimentos de Castellón, en la calles Pelayo, y supondrá "un paso más para mejorar la situación de diferentes colectivos en riesgo de exclusión como son las personas desempleadas, inmigrantes, gente mayor sin recursos o familias con niños".

"Son muchos los colectivos que se benefician de esta labor y el número de atendidos ha ido en aumento debido a la crisis económica estamos sufriendo", subrayó, y añadió que con iniciativas como esta, el Ayuntamiento y el Banco de Alimentos "ayudan a muchas familias y contribuyen a un mundo más justo".

Del mismo modo, la teniente de alcalde del Grau eligió la labor que desempeñan los 70 voluntarios del Banco de Alimentos de la ciudad y consideró que supone "un ejemplo de compromiso y dedicación hacia los demás, que ahora va a poder materializarse también en el Grau, a través de la nueva sede, donde esperamos que sean también muchas las personas que se involucren en su funcionamiento".

Durante el pasado año el Banco de Alimentos de Castellón repartió unos 630.000 kilos de productos de primera necesidad como leche, arroz, galletas, pasta o conservas para las personas con menos recursos.