Actualizado 01/02/2021 17:17 CET

El Ayuntamiento de València inadmite el PAI de Benimaclet y plantea bajar alturas y más terciario para oficinas

Propuesta de Metrovacesa para el nuevo PAI de Benimaclet
Propuesta de Metrovacesa para el nuevo PAI de Benimaclet - METROVACESA - Archivo

  

Gómez dice que se busca un barrio "de quince minutos", asegura la  edificabilidad y los parámetros y descarta indemnización municipal

VALÈNCIA, 1 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de València ha decidido inadmitir a trámite el PAI de Benimaclet, promovido por Metrovacesa, tal como está diseñado y planificado y ha planteado para llevarlo a cabo la introducción de cambios como la disminución de alturas, el aumento del terciario --no comercial sino para oficinas "de alto valor añadido" hasta un mínimo de un 20% frente al 13% actual--, y la reducción de viviendas libres de las cerca de 1.400 previstas a unas 1.000 "sin perder ni una pública".

El consistorio propone ganar suelo disminuyendo el espacio privado de las urbanizaciones que se contemplan, defiende que "el nuevo desarrollo" de Benimaclet se haga "en consonancia con la tipología histórica" de esta zona y con su "identidad", ganar espacio verde y lograr una "transición más amable" con la huerta "sin un muro de torres".

Igualmente, pide que se hagan "estudios paisajísticos y propuestas que permitan integrar la Ronda Norte", también, "de forma más amable" con el barrio a través de "un gran paseo peatonal, de miradores verdes que conecten con la huerta" y de la conexión de "los caminos históricos cortados" por esa infraestructura.

Así lo ha anunciado este lunes la vicealcaldesa de València y edil de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, que ha indicado la medida se ha firmado esta jornada y que el objetivo es lograr que Benimaclet se convierta en un barrio "de quince minutos", sin "grandes torres", "sin espacios privativos de piscinas y centros sociales en urbanizaciones" y con dotaciones públicas para todos sus vecinos --ha citado polideportivo, escoleta infantil, centro cultura y cívico--.

La edil ha dicho que esta postura responde a un modelo de ciudad dentro de los "nuevos parámetros" por los que el Ayuntamiento busca entornos "más sostenibles, eficientes y ecológicos". Gómez, que se ha pronunciado así en la rueda de prensa ofrecida para dar a conocer esta medida, ha asegurado que "los derechos de edificabilidad" de los propietarios y promotores y los "parámetros urbanísticos" se mantienen "intactos", por lo que ha descartado que los cambios anunciados supongan algún tipo de indemnización por parte del consistorio.

Preguntada por si la promotora podría pedir alguna compensación económica al reducirse el número de viviendas libres que había programado o ante otras modificaciones, ha aseverado que "el Ayuntamiento no indemniza expectativas" y sí "derechos", tras lo que ha reiterado que estos "están" conservados. "No existe un derecho a viviendas, sí a edificabilidad", que se mantiene "intacta" aunque se deberá repartir entre casas y terciario para oficina, ha agregado.

La responsable municipal ha precisado que "no se anula nada", que el marco de actuación es "el mismo" y que todo se hace "teniendo en cuenta los parámetros del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)". "El cambio no afecta a los propietarios o a Metrovacesa en sus derechos. Los parámetros están intactos. No hemos cambiado nada. No hemos movido el marco. Hemos cambiado el contenido" pero "no estamos saliendo del marco", ha insistido.

Sandra Gómez ha considerado que con la propuesta hecha por su departamento "todo el mundo gana" porque se genera "un barrio mucho más atractivo". "Creo que es un proyecto en el que todo el mundo queda equilibrado. Esta es una propuesta razonable, equilibrada, que da respuesta a cuestiones sobre la mesa durante años y que es acorde con el modelo urbanístico del Ayuntamiento".

Asimismo, la también portavoz socialista en el consistorio ha manifestado que "todo el mundo" en el gobierno local --Compromís y PSPV-- "está informado de esto" y ha aseverado que esta es "la propuesta de la Delegación de Urbanismo y, en consecuencia "del gobierno" de la ciudad. No obstante, ha apuntado que "como partido" no habla "por boca" de ellos. "Esta es la posición de Urbanismo y, por tanto, la del gobierno. A partir de ahí si cada partido quiere sacar su propuesta...", ha declarado.

"ESTA LEGISLATURA"

La vicealcaldesa ha explicado que el cambio propuesto por el consistorio para el PAI lo deben hacer sus promotores, en principio, y ha subrayado que si no fuese así lo haría el Ayuntamiento. No ha hablado de tiempo ni de plazos para ejecutar la reforma pero ha precisado que el plan de trabajo es para "esta legislatura". "Mi marco es resolver este tema esta legislatura", ha afirmado.

"Esto no es nuevo para nadie. No es nuevo para la Agrupación de Interés Urbanístico. Es lo que queremos como Ayuntamiento. Verán si ellos cambian el proyecto o lo hacemos nosotros como Ayuntamiento. No lo vamos a dejar morir", ha expuesto Gómez, que ha considerado que el planteamiento de la promotora tiene "mucho margen de mejora". "Estamos mejorando y mucho la propuesta inicial y sin que al Ayuntamiento le vaya a costar ningún tipo de indemnización", ha señalado.

Además, ha precisado que se habla "del diseño y del planeamiento, no de la gestión urbanística, de la urbanización". A este respecto, ha matizado que "el Ayuntamiento no se va a poner a urbanizar" y ha apuntado que el objetivo municipal es "dar una solución a Benimaclet".

La edil ha añadido que la que presenta Urbanismo es una salida "buena e interesante para todos" sin "generar barreras" o "barrios cerrados", a la vez que ha indicado que no se plantea "desclasificar" suelo como tampoco "cambiar los parámetros urbanísticos". Ha comentado que la idea del consistorio es lograr barrios en los que "haya una mezcla de usos" para que no sean "solo industriales, comerciales o residenciales".

"EMPRESAS ATRACTIVAS"

Sobre el uso terciario que se pretende para Benimaclet ha destacado que no se quiere comercial --"no queremos un centro comercial", ha dicho Gómez-- sino "de alto valor añadido", para que se puedan asentar allí "empresas atractivas que generen empleo y oportunidades laborales" --ha hablado en este punto de la "oportunidad" que esta zona presenta por su proximidad a las universidades-- y ayudar a suplir la carencia de este tipo de suelo en la ciudad.

Del mismo modo, ha subrayado la apuesta por "recuperar espacio público" y la de ganar zonas verdes, "con el gran parque" previsto y con zonas de proximidad, así como la decisión de mantener "las 351 viviendas públicas y de alquiler accesible para colectivos con más dificultades" programadas y la de respetar las cuestiones históricas y patrimoniales del barrio.

Para leer más