Actualizado 08/08/2012 20:52 CET

Cabré dice sobre el cierre de dos centros de acogida que ningún menor quedará desatendido y reconoce la deuda

ALICANTE, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha asegurado, sobre el cierre de dos centros de acogida de la Asociación Nuevo Futuro-Valencia, que ningún menor quedará desatendido. También ha reconocido la deuda, de unos 220.000 euros, y ha dicho que se abonará, pero no ha concretado plazos.

Cabré ha realizado estas declaraciones a los periodistas este miércoles durante una visita junto al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a la residencia y centro de día El Catí de Elda (Alicante).

El conseller ha reconocido que "ha habido problemas de dificultades de pago, no lo hemos ocultado, a estos centros en concreto se les ha abonado 100.000 euros, falta por abonar unos 220.000 aproximadamente", cifra que ha asegurado está "priorizada".

En ese sentido, ha subrayado que los abonos se harán "inmediatamente que se pueda", y ha aseverado que "como todas las políticas sociales en este Consell se están priorizando, y por tanto se les abonará esas cantidades que aún se les adeuda".

El titular de Bienestar Social ha destacado, en relación a los menores afectados por el cierre de los centros de Nuevo Futuro que, "pase lo que pase con estos pagos, lo que ya está previsto, e incluso donde van a ir, ningún menor va a quedar en ningún caso desatendido, será en esos centros o en otros de los que disponemos".

Cabré ha indicado al respecto que "la atención a esos menores, tranquilidad, que van a seguir estando atendidos exactamente con la misma calidad que están teniendo en estos momentos".