Actualizado 16/05/2007 21:47 CET

Castellón.- García Antón anuncia el inicio de las obras del camino de la Ratlla de Benicàssim

CASTELLÓN, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Infraestructuras y Transporte, José Ramón García Antón, anunció hoy el inicio de las obras del camino de la Ratlla en Benicàssim, que -dijo- "estarán listas en verano y completarán las obras efectuadas con el vial Castellón-Benicàssim". García Antón visitó las obras de este nuevo vial que se ha abierto hoy al tráfico, según informaron en un comunicado fuentes de la Generalitat.

García Antón explicó que la puesta en servicio de la nueva carretera entre Castellón y Benicàssim "agilizará enormemente la conexión entre Castellón y Benicàssim, y, al mismo tiempo, va a facilitar la descongestión de las carreteras N-340 y CV-150". La Generalitat ha invertido 12'8 millones de euros en este nuevo eje viario, según las mismas fuentes.

El nuevo vial entre Castellón y Benicàssim, al conectarse con la ronda norte de Castellón, permitirá una "óptima" distribución del tráfico hacia el casco urbano. Asimismo se permite un acceso directo hacia la Estación de Les Palmes, se agiliza la conexión transversal hacia la costa a través del camí de la Ratlla y hacia la N-340, y se mejoran en su conjunto las comunicaciones posibles en el área situada entre Castellón y Benicàssim.

El trazado tiene una longitud de 5'5 kilómeros y se extiende desde la Ronda Norte de Castellón hasta el camino de la Ratlla, en el límite municipal de Castellón y Benicàssim. Desde este punto final, la nueva carretera dispone de conexiones directas hacia la N-340, la vía costera CV-150 y el núcleo urbano de Las Villas de Benicàssim.

La nueva carretera, con sección de doble calzada y carácterísticas periurbanas y mediana ajardinada de unos cuatro metros de anchura, arranca en una glorieta incluida en la Ronda Norte de Castellón y discurre paralela al trazado actual del ferrocarril Valencia-Barcelona durante unos 2'5 kilómetros.

El trazado incluye una rotonda de 50 metros de radio exterior en la que se realiza la conexión con el tronco de todos los caminos de servicio, entre los que se incluye el Camí de San Francesc, que permite el acceso directo a la estación de Las Palmas. La nueva carretera describe una amplia curva a derechas, alejándose del trazado del ferrocarril, y en su tramo final describe una curva a izquierdas para conectar con la actual glorieta situada en el camí de la Ratlla.

La Conselleria ha iniciado las obras de desdoblamiento y adecuación de este camino, que abarcan una longitud de aproximadamente un kilómetro, añadieron.