Actualizado 26/04/2007 16:47 CET

Castellón.- El Provincial pone en marcha una Unidad de Críticos para aumentar las operaciones y tratamientos arriesgados

CASTELLÓN, 26 Abr. (EUOROPA PRESS) -

El Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón ha puesto en marcha una Unidad de Críticos que permitirá al centro aumentar las intervenciones quirúrgicas y tratamientos potencialmente más arriesgados, sobre todo en el ámbito oncológico, según informaron en un comunicado fuentes del centro hospitalario.

La Unidad de Críticos, que hoy fue visitada por el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, dispone de un equipo multidisciplinar integrado tanto por anestesistas como por especialistas en Medicina Intensiva, y en ella trabajan seis facultativos, 15 enfermeros, once auxiliares de clínica y una celadora.

Fabra manifestó durante la visita que la nueva Unidad "supone un paso más para el Consorcio, ya que atenderá aquellos casos graves reversibles que requieren unos especiales cuidados".

El personal de la Unidad, integrada en el Servicio de Anestesia y Reanimación del Consorcio, ha seguido cursos de formación y ha realizado prácticas en las Unidades de Cuidados Intensivos del Hospital General y La Plana.

"Se trata de una Unidad polivalente capaz de dar soporte vital a cualquier necesidad del hospital, a la vez que colaborará con cualquiera de las otras unidades del entorno", explicó el doctor José López, jefe del Servicio de Anestesia y Reanimación.

La Unidad cuenta con seis habitaciones dotadas todas ellas de equipo de última generación como los más modernos respiradores, monitores táctiles para el control del paciente y técnicas de reemplazo renal.

Las camas también son muy vanguardistas, pues permiten al personal sanitario cambiar la postura del paciente sin tocarle, vibran para favorecer la eliminación de secreciones y prevenir así infecciones y ofrecen la posibilidad de sentar al paciente sin necesidad de trasladarle a un sillón.

Cada una de las habitaciones cuenta con ventanas con vistas a uno de los jardines, lo que las hace más confortables. Además, están colocadas en paralelo con el fin de mantener la intimidad de los pacientes.

La nueva Unidad, que ocupa una superficie de unos 500 metros cuadrados, cuenta con un pequeño quirófano en el que los especialistas pueden realizar intervenciones como la colocación de marcapasos, cricotiroidetomías y traqueotomías percutáneas.

En el diseño de la Unidad se ha tenido especial cuidado en crear un ambiente confortable para pacientes y familiares. Así, las nuevas instalaciones disponen de despachos para informar a los familiares de forma individualizada sobre el estado de salud de los pacientes, según las mismas fuentes.