Císcar y De León dicen que Johnson no informó que Valmor tenía deudas

Actualizado 01/04/2015 20:55:19 CET

VALENCIA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El actual vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, y su antecesora en el cargo y exdelegada del Gobierno en la Comunitat, Paula Sánchez de León, han señalado que la exconsellera de Cultura, Turismo y Deporte Lola Johnson no informó que Valmor Sports tenía deudas cuando planteó su compra al pleno del Consell.

Así consta en las declaraciones de Císcar y Sánchez de León como testigos del 'caso Valmor', en el que se investiga la compra de la empresa por la cantidad simbólica de un euro, asumiendo la deuda millonaria que esta mercantil arrastraba.

Según sus declaraciones, realizadas el pasado mes de octubre y a las que ha tenido acceso Europa Press, Johnson planteó la aprobación de Valmor en un pleno celebrado el 9 de diciembre de 2012. Fue un punto que se introdujo por la vía de urgencia y en él ningún miembro del Consell dispuso de documentación al respecto.

El vicepresidente del Consell y extitular de Educación aseguró en su declaración que en el pleno Johnson no dijo que Valmor tenía una deuda con Circuito del Motor de 14 millones de euros. Así, según Císcar, no se habló de cifras, ni de asunción o condonación de deudas.

En la reunión, según la misma declaración, Lola Johnson defendió la necesidad de comprar Valmor, dada la falta de capacidad económica de la mercantil para organizar el Gran Premio de Fórmula 1, lo que podría tener consecuencias negativas. En concreto, pagar una penalización de dos anualidades del canon, que ascendía a más de 70 millones de dólares, así como un impacto negativo para la Comunitat por dejar de organizar un evento como la Fórmula 1.

En esta misma línea, la exvicepresidenta del Consell y exdelegada del Gobierno en la Comunitat dijo como testigo que la titular de Deportes les informó que si Circuito del Motor no compraba Valmor no se podría organizar el Gran Premio de 2012 y, por tanto, habría que pagar una penalización. Así, señaló que no se habló de deudas, pero sí de que el precio de la adquisición era de un euro.