Compromís pregunta al Gobierno si el uso militar de Capitanía "incumple" el Tratado de La Haya sobre bienes culturales

Capitanía General en imagen de archivo
CGTAD - Archivo
Publicado 16/07/2018 11:40:46CET

VALÈNCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha registrado una serie de preguntas escritas dirigidas al Gobierno respecto al uso militar del convento de Santo Domingo en València, sede de Capitanía, tras la "reiterada negativa" del ejecutivo de Pedro Sánchez "de aceptar la petición de Les Corts Valencianes que exigían su cesión a la Generalitat". Asimismo, ha preguntado si este uso "incumple" el Tratado de La Haya sobre bienes culturales.

Mulet ha señalado en un comunicado que en el artículo 4.1 del Tratado, que surge a raíz de la Convención de La Haya, se expone que "las altas partes contratantes se comprometen a respetar los bienes culturales situados tanto en su propio territorio como en el de las otras altas partes contratantes, absteniéndose de utilizar esos bienes, sus sistemas de protección y sus proximidades inmediatas para fines que pudieran exponer dichos bienes a destrucción o deterioro en caso de conflicto armado, y absteniéndose de todo acto de hostilidad respecto de tales bienes".

La Convención, en su artículo 1, considera bienes culturales "independientemente de origen y propietario, todos aquellos que sean bienes, muebles o inmuebles y que tengan una gran importancia para el patrimonio cultural de los pueblos, ya sean monumentos de arquitectura, de arte o historia, religiosos o seculares".

Algunos bienes culturales o Bienes de Interés Cultural como el Convento de Santo Domingo en València albergan en la actualidad "250 militares, siendo además un brazo esencial para el Ejército". "El Convento es solamente un ejemplo de tantos bienes que, en caso de conflicto bélico, serían objetivos principales", según ha indicado el senador.

Esta convención "nace para evitar la destrucción de bienes culturales en conflictos bélicos" pero, según Mulet, "es claro que su aplicación ha de cumplirse en tiempo sin conflictos, ya que el riesgo para estos bienes se mantiene (no se puede prever siempre un conflicto bélico que convierte automáticamente a estos bienes como objetivos)".

En esta línea, ha indicado que no se puede "obviar" que las "principales amenazas a la integridad de las personas y bienes que sufrimos en la actualidad no se tratan de conflictos armados entre dos estados, sino de atentados dentro de un territorio por parte de grupos o personas terroristas, donde los edificios de uso militar siempre serán objetivos prioritarios".

Por ese motivo, el parlamentario de Compromís ha preguntado al Gobierno de Sánchez si el Gobierno español tiene "un listado con los potenciales objetivos militares en caso de conflicto armado"; en caso de que exista, si se contempla un "plan de desmilitarización urgente" en bienes como el mencionado, en caso de que estallase un conflicto bélico y de "desmantelación".

De igual modo, interpela por qué medidas tiene planteadas tomar el Gobierno del Estado español "para preservar los Bienes Culturales y los Bienes de Interés Cultural en caso de conflicto armado con el fin de cumplir con las obligaciones suscritas por el Estado español en la Convención de la Haya" y si entiende que, a pesar de no estar inmerso en un conflicto bélico, este monumento en concreto "es objeto de ataque militar, terrorista, etc, de primer grado en caso de existir cualquier incidente".

Al respecto recuerda que durante el fallido golpe del 23F Capitanía "fue escenario también de movilización de vehículos pesados, que también hubieran podido poner en riesgo la integridad de este centro". "¿Continúa pensando que el Gobierno que este es el edificio más adecuado para albergar estos usos militares?", reitera Mulet.