Publicado 21/01/2016 15:50CET

Concha Velasco normaliza el Síndrome de Down: "¿Quiénes son los normales, los corruptos?"

Velasco y Aritmendiz en el escenario
PENTACIÓN ESPECTÁCULOS

   VALENCIA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La actriz Concha Velasco normaliza en el Teatro Olympia de Valencia el Síndrome de Down a través de la obra 'Olivia y Eugenio' y lanza una pregunta al aire: "¿Quiénes son los normales, los corruptos, asesinos, terroristas y traficantes o un joven con Síndrome de Down?". "El tema más importante que se aborda en esta obra es el de la normalidad", ha subrayado en la rueda de prensa de presentación del espectáculo.

   Velasco ha comparecido ante los medios valencianos en compañía de un actor con Síndrome de Down con el que comparte cartel, Hugo Aritmendiz, para presentar la representación, que acogerá el Teatro Olympia entre el 21 y el 31 de enero. Entre ambos ha habido en todo momento complicidad y cariño. De hecho, han permanecido la mayoría del tiempo cogidos de la mano.

   La actriz ha destacado que esta representación teatral, escrita por Herbert Morote y dirigida por José Carlos Plaza, ha posibilitado que por primera vez un actor con Down "maravilloso" haga una puesta en escena "de esta envergadura". "Llevamos ya dos años con esta obra pero estamos emocionados, y sobre todo en Valencia", ha aseverado.

   Velasco ha recordado que el autor de la obra --de la productora Pentación Espectáculos-- también tiene este problema y por este motivo --ha dicho-- lo conoce "tan bien". Estas sensaciones y emociones se intentan transmitir en esta representación teatral con un toque de dramatismo aunque también "con muchos motivos de comedia que aportan los personajes".

   "Es cierto que en la obra se abordan temas importantes para mí, pero el más importante es el de la normalidad", ha dicho, para añadir: "¿Quién es normal en este mundo?; ¿Él es anormal porque tiene Down --en referencia a su compañero--?; ¿Pero quiénes son los normales, los corruptos, los asesinatos, los terroristas o los traficantes?", se ha preguntado.

   La actriz, quien ha afirmado que en su familia hubo un familiar con esta patología, ha querido insistir en que estas personas son "adorables" porque "no tienen el gen de la maldad". "Son simpáticos, cariñosos hasta decir basta, pero necesitan el cariño de su familia", ha subrayado.

FINAL SORPRENDENTE

   Velasco interpreta en esta obra a Olivia, una mujer rica, poderosa, a la que le dicen que le quedan muy pocos meses de vida porque tiene un cáncer terminal. Entonces, ella, que lleva 30 años cuidando de Eugenio, su hijo con Síndrome de Down, se pregunta quién se va a hacer cargo de él. Por este motivo, baraja quitarle a él la vida para luego suicidarse ella. Este pensamiento discurre a lo largo de toda la obra hasta que se alcanza un final sorprendente y emotivo.

   Preguntada por cómo se vive esa angustia de saber que Olivia se va a morir y va a tener que separarse de su hijo con Síndrome de Down, ha puntualizado en primer lugar que ella no tiene nada que ver con los personajes que interpreta y ha destacado que éste en concreto lo aceptó porque tiene un "final esperanzador". "Si la obra, a lo largo de la hora y media que dura, no tuviese ese final, no lo hubiera aceptado. Como dice Olivia: Solo quiero un poco de tiempo. Estoy a favor de la vida y del amor, y si tenemos un poco de tiempo, lo aprovecharemos", ha subrayado. "Pero este caso no tiene nada que ver conmigo", ha insistido la actriz, quien ha superado recientemente un cáncer.

   Concha Velasco ha explicado que cuando le ofrecieron el papel, Plaza no contaba con la idea de que participaran en la obra personas con Down, aunque luego se le ocurrió, hizo un casting y "comenzamos". Ha dicho que los ensayos fueron "muy duros", pero "lo maravilloso es que Hugo no tiene nada que fingir. Él es así", ha destacado.

   Interpelada por si el director había sido muy duro con ellos, ha señalado que "si", para agregar que ella solo quiere trabajar con directores que "sepan" más que ella. "A mí siempre me han dirigido los mejores, por eso yo no quiero dirigir. Yo quiero ser actriz", ha apostillado.

"TERMINA EN MARZO Y SE ACABÓ"

   El actor Hugo Aritmendiz, quien prestaba mucha atención durante la presentación de la obra a su compañera Concha Velasco, ha intervenido en pocas ocasiones para explicar que lleva 11 años trabajando en una pastelería y para señalar que este espectáculo "termina en marzo y ya se acabó".

   La actriz ha recogido estas últimas palabras para indicar que están "un poquito tristes" porque se están despidiendo del público. Y le ha preguntado a su compañero: "¿Crees que muchas obras de teatro van a durar dos años como ha durado la nuestra? Ninguno sabíamos que esto iba a pasar, así que ponte contento. Luego harás un musical, que es lo que quieres", le ha señalado para animarle en un momento de mucha complicidad.