Actualizado 23/09/2015 14:59 CET

Condenado a 17 años de cárcel por matar a su mujer delante de su hijo

   VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha fijado 17 años y medio de prisión para un hombre acusado de matar a su mujer, quien tenía intención de separarse de él, en presencia de su hijo menor. El jurado popular que le juzgó le halló culpable de un delito de asesinato.

   El tribunal le ha condenado por un delito de asesinato con la circunstancia agravante de la responsabilidad de parentesco. Junto a la pena de prisión, le priva de la patria potestad de su hijo y le prohíbe acercarse a él a menos de 1.000 metros durante 18 años y medio. Así mismo, le condena a indemnizar a su hijo con 150.000 euros por daños morales, y a las dos hermanas de la fallecida con 75.000 euros a cada una.

   El condenado --quien reconoció los hechos durante la vista-- y la víctima llevaban casados desde noviembre de 2001 y convivían en una vivienda de la localidad valenciana de Paiporta junto a su hijo menor, de 11 años en el momento de los hechos.

   La relación comenzó a deteriorarse, de forma que la mujer había buscado un abogado para separarse del marido, quien era conocedor de estas circunstancias. De hecho, un juzgado inició un procedimiento contra el hombre por presuntos malos tratos contra su mujer, que finalmente se archivó a petición del ministerio fiscal y sin la oposición de la acusación particular ni de la defensa por no considerarse debidamente justificada la perpretación del delito.

   El 9 de octubre de 2013, poco antes de las 12 horas, la pareja comenzó a discutir en presencia de su hijo puesto que la mujer quería pasar el día festivo con el niño y sus hermanas y el acusado se negaba a ello.

   En un momento dado, el hombre, guiado por el ánimo de acabar con su vida, cogió una silla de madera de la cocina y le golpeó fuertemente en la cabeza, lo que le produjo la fractura de la base craneal. Como consecuencia del impacto llegó a romper la silla.

   Seguidamente, cogió un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, 23 centímetros de longitud total, de un solo filo y puntiagudo, y se lo clavó en varias partes de su cuerpo, incluso en los huesos, lo que provocó que se doblara.

   Mientras se producía la agresión, el hijo presenció los hechos e, incluso, trató de taponar con un papel una de las heridas de su madre. Cuando su padre seguía clavándole el cuchillo a su madre, le llegó a decir al menor: "Ahora te vas a quedar con tu tía, tanto que te quieres quedar con ella".

   El hombre, mientras el cuerpo sin vida de su mujer yacía en la cocina, comenzó a recoger diversa documentación y efectos personales, los metió en una mochila y trató de salir huyendo de la vivienda, cosa que no consiguió puesto que dos agentes de Policía Local de Paiporta se presentaron en la puerta tras recibir una llamada del '112 Comunitat Valenciana'.

   En el momento de la detención, el hombre presentaba un corte sangrante en la mano y salpicaduras de sangre en la ropa y las zapatillas que llevaba. La mujer, de 48 años en el momento de los hechos, presentó 35 lesiones como consecuencia del ataque en diferentes partes del cuerpo.