Actualizado 27/03/2012 15:07 CET

El Consell abonará en los próximos días 18 millones para el primer plazo de la retroactividad de la dependencia de 2011

Cabré En La Comisión De Las Corts
EUROPA PRESS

El PSPV asegura que la Comunitat ha recibido dinero "por encima de lo que le corresponde" en materia de dependencia

VALENCIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha anunciado que en los "próximos días" el Gobierno valenciano abonará 18 millones de euros para satisfacer el primer plazo de las cuatro anualidades previstas para el pago de la retroactividad a los dependientes reconocidos durante el ejercicio 2011. Cabré ha subrayado que el pago se hará "de forma inminente".

Cabré, que se ha pronunciado de esta manera en la comisión de Política y Bienestar Social de las Corts para explicar el grado de cumplimiento de la Ley de la Dependencia en la Comunitat, ha agregado que "en poco más de cuatro meses vamos a abonar casi 70 millones de euros en materia de dependencia" para "pagar la cuarta parte de la retroactividad aprobada". En este sentido, el conseller se ha comprometido a dar explicaciones en caso de que no se cumplan los plazos y cantidades de los pagos anunciados.

Por lo que se refiere a los pagos pendientes, Cabré ha informado de que en lo que va del primer trimestre de 2012, se han pagado 40,7 millones correspondientes a las prestaciones económicas de la dependencia de los meses de diciembre de 2011 y enero y febrero de 2012.

Los grupos de la oposición han criticado los retrasos en los pagos de la Generalitat a los dependientes y han subrayado que "son personas y no solo cifras". También han lamentado que la Generalitat prefiera "gastarse el dinero en otras cuestiones que eran más prioritarias que los dependientes" y que en el último año "no se han resuelto casi ningún expediente nuevo" de la dependencia. En esta línea, la diputada de EUPV Esther López ha advertido de que la Conselleria sólo va a dictar resoluciones "una vez al año".

El conseller ha pedido a la oposición que no hile un discurso "catastrofista" en materia de dependencia y ha señalado que "no es cierto que la dependencia se vaya a acabar". Desde la Conselleria "hacemos lo necesario para que los dependientes valencianos sean atendidos", ha apostillado.

La oposición también ha criticado la actuación de la Generalitat con aquellas personas que permanecen en el "limbo" de la dependencia, aquellas que cuentan con una resolución favorable de reconocimiento pero no perciben las ayudas, y que cifran en 30.000. Frente a esto, el conseller ha asegurado que "en el limbo no hay nadie" y que "los dependientes reconocidos cuentan con el derecho de la retroactividad y percibirán sus prestaciones pero cuando les corresponda".

Asimismo, ante las acusaciones de la oposición, Cabré ha asegurado que la aplicación de la Ley de la Dependencia en la Comunitat "no está paralizada". De hecho, el objetivo para 2012 es incorporar al sistema más de 10.000 dependientes graves y severos, de los grados 3 y 2.

DEPENDIENTES FALLECIDOS

En cuanto a la "inversión" en materia de dependencia, Cabré ha indicado que la Generalitat destinó el 79,9 por ciento --394 millones-- durante el pasado ejercicio, mientras que el Gobierno socialista se ocupó del 21,1 por ciento --99,2 millones--. "Esa es la triste realidad de una financiación" de dependencia, ha criticado. Desde 2007 a 2011, la Administración central "ha dejado de ingresar más de 460 millones de euros que debería haber invertido si se hubiera financiado la ley al 50 por ciento", ha insistido.

En este sentido, el socialista Antonio Torres ha cifrado en 20.000 las personas que han fallecido sin obtener el reconocimiento a la dependencia y el conseller ha argumentado que con los 460 millones del Gobierno central se podía haber atendido a estas personas durante cinco años. "Es triste decirlo", ha recalcado.

De esta manera, ha afirmado que con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero la Ley de Dependencia "se acabó cuando se hizo la foto". Por contra, Antonio Torres ha defendido la actuación del Gobierno socialista. Así, ha afirmado que desde 2007 a 2010, la Comunitat ha recibido el 6% de los recursos de la Administración central para la dependencia, cuando la autonomía valenciana representa al 5,85 por ciento de los dependientes en España.

"Hemos recibido dinero por encima de lo que nos correspondía", ha agregado. Pero ha considerado que el Consell "ha preferido gastarse el dinero en otras cuestiones que eran más prioritarias que los dependientes". El conseller ha argumentado que la Administración valenciana ha destinado 1.313,8 millones al sistema de la dependencia desde 2007.

INFORME

Por otro lado, el conseller se ha referido al informe de los servicios sociales publicado este lunes procedente de Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que califica de "irrelevante" la progresión de la Comunitat en la aplicación de estos servicios. Al respecto, Cabré considera que este trabajo "carece de rigor" porque es una asociación "con intereses políticos" porque sus responsables están ligados al PSOE. Además, la asociación "no ha analizado datos oficiales", ha agregado.