El Consell espera recibir 1.325 millones "y más" en 2019: "Necesitamos medidas paliativas para dejar de desangrarnos"

Oltra en rueda de prensa
GVA
Publicado 19/10/2018 13:27:56CET

VALÈNCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Consell ha aprobado este viernes consignar por cuarto año la partida reivindicativa de 1.325 millones en los Presupuestos de la Generalitat de 2019 para compensar la infrafinanciación y confía en que a lo largo del próximo ejercicio llegue del Gobierno esa cantidad "y más". "Esta es una comunidad singularmente maltratada, hasta que se renueve el sistema de financiación caducado desde 2014 necesitamos medidas paliativas para dejar de desangrarnos como comunidad", ha dicho.

Así lo ha indicado la vicepresidenta, Mónica Oltra, que ha indicado que el Consell es "confiado" y espera recibir esos 1.325 millones "y más" en 2019. Sobre los compromisos del Gobierno de Pedro Sánchez de destinar 900 millones a la Comunitat en sus presupuestos, ha instado a esperar a ver "en qué se concretan" para valorarlos.

Al ser preguntada sobre la aprobación de este acuerdo y si no hubiera sido suficiente simplemente incluir esa cantidad en los presupuestos autonómicos, ha señalado que la política "tiene sus símbolos" y que haya un acuerdo solidario del gobierno valenciano "deja patente esa decisión y voluntad inequívoca de que esta partida esté" en las cuentas.

En concreto, se ha decidido incluir esta partida reivindicativa para compensar la infrafinanciación de la Comunitat y "proteger el estado del bienestar", del que tres de los cuatro pilares básicos (sanidad, educación y servicios sociales) son responsabilidad de las autonomías.

El objetivo de este acuerdo es garantizar que la prestación de los servicios públicos fundamentales se sitúe en niveles similares a los del conjunto de las autonomías, y hacer efectivo el principio de suficiencia y equidad previsto en la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas y Régimen Común y Ciudades con Estatuto de Autonomía (Lofca) .

El Consell ha incidido en que "la educación, la sanidad o la dependencia no solo están reconocidas y protegidas por la Constitución, sino que representan objetivos y obligaciones irrenunciables".

Según ha destacado el Ejecutivo valenciano, tal y como ha quedado constatado en los diferentes informes económicos, emitidos tanto por instituciones públicas como privadas, la Comunitat "necesita disponer de ingresos adicionales para alcanzar el gasto promedio por habitante" del conjunto de las regiones.

El Informe de la Comisión de Expertos a nivel nacional ha fijado en 16.000 millones de euros la insuficiencia global de recursos de las autonomías, que "afecta de forma especial a la Comunitat Valenciana, que es la autonomía peor financiada de España".

Como consecuencia de ello, a pesar de que el gasto per cápita valenciano es inferior a la media, se genera un déficit superior, según las mismas fuentes, que destacan que "supone una gran injusticia para los cinco millones de valencianos".

334,5 MILLONES DE FINANCIACIÓN ADICIONAL, "INSUFICIENTES"

Para el ejercicio 2019, el Gobierno central ha aumentado la financiación en términos de caja de la que dispondrá la Generalitat en 334,5 millones respecto a la financiación de 2018, incluyendo la liquidación definitiva de 2016. El aumento, comparando las previsiones de liquidación que es el dato que sirvió para elaborar los Presupuestos, es de 367 millones.

Esta cifra, comunicada por el actual Ejecutivo, contrasta según el Consell con los 80 millones de incremento que el anterior Gobierno asignó a la Comunitat en 2018 respecto a 2017, entre entregas a cuenta y liquidación. Sin embargo, todo apunta a que la cifra de incremento de los 334,5 millones "no será definitiva, ya que el ritmo de crecimiento de la economía valenciana se prevé superior al de la media estatal".

"Estas mejoras, junto al previsible aumento del gasto del resto de comunidades para 2019, serán insuficientes para absorber la diferencia de gasto promedio entre la Comunitat Valenciana y el resto de autonomías", ha indicado.

A este escenario de infrafinanciación, se suma la "incertidumbre en torno a la aprobación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019, lo que impediría a las comunidades autónomas carecer de un marco financiero presupuestario lo suficientemente estable y transparente para poder proyectar sus presupuestos".