Convoy.- Los sindicatos creen que la instalación de una baliza hubiera evitado el accidente

Actualizado 31/07/2006 21:41:52 CET

VALENCIA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT, CCOO, SIF y SF, con representación en el comité de empresa de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), coincidieron hoy en destacar en la comisión de investigación sobre el accidente de metro del pasado 3 de julio que la instalación de una baliza previa hubiera permitido evitar el siniestro, en el que fallecieron 43 personas.

El vocal de UGT Roberto Navarro, con una experiencia de 20 años como maquinista en la línea 1, afirmó que "está claro" que si en la curva del accidente hubiera existido una baliza y el sistema "hubiera funcionado correctamente", no se hubiera producido el accidente.

El representante sindical aseguró que no encuentra una "explicación lógica" para el accidente "sólo con la velocidad" y se mostró convencido de que al maquinista del convoy siniestrado "le pasó algo", porque su conducción fue hasta el momento del accidente "perfecta" e "impecable". También destacó que cuando se inauguró la línea, esa curva se podía afrontar a 60 kilómetros por hora "y no pasaba nada".

Según dijo, la línea 1 es segura, pero, tras el accidente, se ha demostrado que "no suficientemente", porque, cuando hay un siniestro, "es porque algo ha fallado".* Navarro rechazó que los sindicatos tengan ninguna responsabilidad en la elección de los sistemas de seguridad y en la instalación de balizas en los puntos con señales fijas del tramo subterráneo, porque "la empresa es siempre la que decide lo que se hace, y muchas veces el dinero influye".

El representante de UGT negó, por otro lado, haber recibido nunca ninguna presión para ajustar la marcha a los horarios previstos, aunque sí destacó que compañeros le han confesado haber recibido llamadas cuando acumulaban retraso.

El representante de CCOO Francisco Machado indicó que la ubicación de una baliza previa en la curva del descarrilamiento "hubiese evitado el accidente y las consecuencias del accidente" y también sostuvo que el sistema de frenado FAP "no es malo si se explota al máximo", pero "el problema es la inversión", ya que si no se le destinan los recursos adecuados no se llegan a desarrollar todas sus posibilidades.

Machado señaló que la línea 1 es "segura", pero se debería "mejorar" con sistemas de seguridad, y destacó que existe "muchísima diferencia" con la línea 5, ya que, con el sistema implantado en ella, el maquinista está informado "continuamente". El responsable sindical también criticó las condiciones de trabajo con algunas de las unidades, ya que, según dijo, se alcanzan los 45 grados en cabina.

El miembro del Sindicato Independiente Ferroviario (SIF) Javier Golf, que trabaja como maquinista desde hace 23 años y que fue el que propuso incorporar balizas en el tramo subterráneo de la línea 1, defendió que, con este dispositivo en funcionamiento, "se hubiera evitado el accidente" y "mucho más" con un sistema de frenado AFP, que también planteó introducir en la parte de la línea que no discurre en superficie.

ACCIDENTE "NO PREVISIBLE"

Golf aseguró que, con la "autoridad" de ser la única persona que planteó reforzar la seguridad en la curva del siniestro, puede decir que el accidente era "evitable", pero no "previsible", porque pasaron 925.000 trenes por allí "y nunca había pasado nada". "No era una prioridad", porque "cualquier máquina que falla al ser tocada 925.000 veces falla más" de lo que habían fallado los maquinistas.

Además, indicó que la necesidad de proteger la limitación de velocidad en puntos de señalización fija no la ha planteado ningún técnico ni ningún gestor en España, incluidos los del Ministerio de Fomento, y tampoco los expertos universitarios. "Todos los ferrocarriles de España funcionan así", remarcó.

Este representante sindical consideró "evidente" que la causa del descarrilamiento fue el exceso de velocidad, pero se mostró seguro de que el maquinista sufrió una indisposición, ya que "el manipulador de tracción fue en la posición máxima siempre". Además, vinculó el vuelco con que la UTA siniestrada fuera un vehículo "excesivamente ligero" y tuviera poco peso por eje, y pidió que se aprenda "para el futuro" tanto con esto como con el diseño de las superficies acristaladas, porque las muertes se produjeron porque los viajeros salieron despedidos por las ventanas.

El responsable del SIF aseguró que el sistema de frenado ATP comenzará a funcionar el año próximo, después de que la gerencia de FGV tomara la decisión antes del accidente, y se mostró convencido de que el accidente no se hubiera podido producir en 2007. La curva "ha estado ahí 18 años" con ese nivel de protección, "y el último nos ha ocurrido esto".

El responsable de seguridad en circulación del Sindicato Ferroviario (SF) de FGV, Diego José Trigo, que lleva 19 años como maquinista en la línea 1, manifestó que la instalación de una baliza previa hubiera evitado "totalmente" el accidente, ya que, según señaló, aunque el tren hubiera volcado, no le hubiera permitido pasar a la velocidad que iba.

DIMISION

Además, indicó que la formación de los maquinistas en la Comunitat "se puede mejorar perfectamente", ya que las actuales pruebas son "totalmente insuficientes", dijo, a la vez que señaló que, en mejoras en la seguridad, "no está ocurriendo absolutamente nada", a lo que añadió que el túnel de la línea 1 no cuenta ni con zonas de evacuación ni con pasillos de emergencia. En este punto, declaró que la línea 5 es la "niña bonita" de FGV y, comparada con ésta, la línea 1 es "tercermundista". También pidió la dimisión del director adjunto de Explotación, Vicente Contreras, del que dijo que debería ser el "primero" en "irse a la calle".

El portavoz adjunto del PP, Antonio Clemente, destacó que, por parte de su grupo parlamentario, "no se responsabiliza a los maquinistas, ni siquiera al fallecido" de nada, y tampoco se ha "inculpado" a "absolutamente a nadie", al contrario de lo que hace la oposición, que, según dijo, sí ha tratado de "inculpar" a algunos de los comparecientes.

El portavoz del PSPV, Joan Ignasi Pla, que aludió a su experiencia personal como conductor en el sector de transportes, lamentó que ningún representante de la empresa haya reconocido "error alguno", cuando "tenemos --agregó-- 43 muertos" que se podían haber evitado con la instalación de balizas en la curva del accidente o la puesta en marcha de determinadas medidas de seguridad en el tramo subterráneo de la línea 1. Por su parte, el portavoz adjunto Joan Antoni Oltra acusó a los responsables del PP de "responsabilizar" a los sindicatos de que no se instalaran balizas para "lavarse las manos".