Cultura.- La Catedral inicia la retirada de andamios del altar mayor tras la restauracion de los frescos renacentistas

Actualizado 29/01/2007 19:30:44 CET

VALENCIA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Catedral de Valencia iniciará el próximo miércoles 31 de enero el desmontaje de los andamios de su altar mayor al haber concluido la restauración de los frescos renacentistas, según informaron hoy fuentes del Arzobispado en un comunicado.

Los trabajos de retirada de los andamios, que fueron instalados hace dos años inicialmente para la restauración del altar mayor de la Seo, se prolongarán a lo largo de varios días con el fin de poder inaugurar los frescos durante la primera quincena del próximo mes de febrero, según las mismas fuentes.

En la actualidad, un equipo técnico está realizando en el altar mayor de la Catedral pruebas de iluminación para poder instalar una luz especial que "permita realzar y observar con mayor exactitud las pinturas respetando a la vez su estado de conservación", indicaron. Además, la Seo habilitará un expositor con material audiovisual para "acercar a todos los visitantes las pinturas ya restauradas".

La Conselleria de Cultura, Educación y Deporte anunció hoy la resolución por la que se autoriza que no se reponga la plementería de la bóveda barroca desmontada del ábside de la Catedral de Valencia, con el fin de que queden al descubierto los frescos de los ángeles renacentistas.

La resolución se deriva, según la Conselleria de Cultura, de las conclusiones del simposio internacional de expertos sobre el futuro de los frescos renacentistas, celebrado los pasados días 19 y 20 de enero en Valencia; de la petición en el mismo sentido del Cabildo catedralicio; del informe del arquitecto redactor del proyecto, Salvador Vila, y del informe de los servicios jurídicos de la Generalitat.

El simposio internacional de expertos sobre el futuro de los frescos de la Catedral destacó en sus conclusiones la necesidad de "poner en valor las pinturas renacentistas", según destacaron los responsables del Arzobispado, quienes precisaron que los participantes "coincidieron de manera unánime en la conveniencia de no reponer la bóveda barroca".

Las pinturas renacentistas fueron descubiertas en junio de 2004 durante las obras de restauración del altar mayor. Los frescos llevaban ocultos desde que en 1674 se produjo la reforma barroca del presbiterio de la Catedral, cuando la cúpula original fue cubierta por otra de escayola, aunque situada a 80 centímetros de distancia "con la evidente intención de proteger las pinturas". La cámara de aire que quedó entre ambas ha mantenido los frescos intactos.

Las pinturas fueron encargadas por Rodrigo de Borja en 1474, cuando era arzobispo de Valencia, a los pintores italianos Paolo San Leocadio y Francesco Pagano. En total, los frescos descubiertos muestran a doce ángeles músicos sobre una superficie pintada de casi 250 metros cuadrados, que ha sido restaurada por el Instituto Valenciano de Restauración y Conservación de Bienes Culturales.