Actualizado 26/08/2014 19:06 CET

La Generalitat destina 180.000 euros para la segunda fase de rehabilitación del Castillo de Almizra (Alicante)

VALENCIA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Cultura prevé destinar aproximadamente 180.000 euros para acometer la segunda fase del proyecto de recuperación del Castillo de Almizra, con el fin de conservar el lienzo sur de la muralla, y que se suman a los 60.000 euros destinados a la primera fase de rehabilitación del elemento arquitectónico, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La directora general de Cultura, Marta Alonso, ha visitado este martes la localidad de Camp de Mirra con ocasión de la representación del 'Tractat d'Almirra', que ha presenciado en la Plaza de España del municipio en compañía de su alcalde Juan Sempere, en la que también ha tenido ocasión de comprobar el avance de las obras de rehabilitación.

La responsable de Cultura ha destacado la "relevancia" de la escenificación del 'Tratado de Almizra', en conmemoración del VII Centenario de la muerte del Rey Jaime I, motivo por el que ha recordado que se ha impulsado desde el pasado mes de junio la declaración de Bien de Interés Cultural con categoría de sitio histórico a favor del Puig de Almizra, lo que completa "el historial de actuaciones de protección y puesta en valor invertidas en este municipio".

La escenificación del 'Tratado de Almizra' se viene representando desde el año 1976. Fue escrita en un principio por Francisco González Mollá, y adquirió su formato actual en 1982 de la mano de Salvador Doménech Llorens.

VALOR TURÍSTICO E HISTÓRICO

En los últimos años, las iniciativas de protección del Patrimonio Histórico del Campo de Mirra se han materializado "de forma continuada", con inversiones que se han centrado en la puesta en valor del Castillo de Almizra, con el fin de hacer de este monumento un "referente importante" de la oferta turística regional.

Además, este lugar tiene un "importante valor histórico", ya que en éste se realizó la entrevista del rey de Aragón Jaime I y el infante Alfonso de Castilla, el 26 de marzo de 1244, que dio lugar al tratado de Almizra.

Este tratado puso fin a la contienda fronteriza castellano-aragonesa, con las rectificaciones pertinentes del tratado de Cazorla. Se precisó la frontera, desplazándola por el litoral desde Calpe a Villajoyosa, a favor de Aragón, y cuyo recorrido viene descrito en el Libro de los Hechos. Así, Almizra se fija definitivamente la frontera desde Ayora hasta Biar y Aguas de Busot.