Cultura.- Patrimonio finaliza la primera fase de la restauración de la muralla de Denia (Alicante)

Actualizado 05/02/2007 19:50:22 CET

ALICANTE, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Cultura, Educación y Deporte, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano y Museos, está restaurando el lienzo norte del recinto fortificado de Denia (Alicante), entre el portal norte y la Torre de la Pólvora, con una inversión de 147.839,25 euros. Tras la finalización de la primera fase de la obra de emergencia --iniciada en mayo de 2006--, "en breve" comenzará la segunda campaña de trabajos en la misma zona, según anunciaron hoy fuentes de la Generalitat.

El muro de tapial con el que está construida la muralla presentaba diversos problemas de sustentación con pérdida de materiales por efecto, principalmente, de la acción del agua. El acabado exterior del lienzo de la muralla presentaba un acabado muy erosionado, con grandes desprendimientos de la parte exterior que dejaban al descubierto el núcleo de tierra de las murallas por lo que se ha procedido a la reposición de los huecos abiertos en el lienzo de la muralla, para evitar así posibles desprendimientos, explicaron las mismas fuentes.

En la segunda fase de las obras se rematarán las acciones comenzadas anteriormente, para resolver definitivamente los problemas que presentaba este tramo del muro. Las acciones concretas consistirán en demoliciones selectivas de mampostería y tapial que presentan peligro de desprendimiento y la reposición de estas demoliciones con fábrica de tapial, también se procederá al cegado de pequeños huecos, coqueras y rozas con el fin de evitar infiltraciones de agua de lluvia y posibles desprendimientos.

Los orígenes de esta fortificación se remontan a época musulmana, al siglo XI, y fue entonces cuando se delimitó el perímetro que se ha conservado hasta la actualidad. Consta de dos recintos, uno es la alcazaba situada en el recinto superior, donde hacia el siglo XVII se construyo el Palacio del Gobernador, que en la actualidad es el Museo Arqueológico Municipal.

El otro recinto es el albacar --lugar de resguardo de la población y las tropas--, situada en la parte inferior, con una gran muralla con sus distintas torres que le confieren ese carácter defensivo. Los baluartes defensivos fueron añadidos entre los siglos XVI y XVIII, época en la que la población se extendía ya fuera de la Vila Vella.

En 1952 el castillo pasó a ser propiedad municipal, desde entonces se comenzaron las tareas de excavación y restauración y la instalación del museo en la plaza que ocupó en su día la alcazaba y el palacio.