Cultura.- Pymev reclama a Cultura dos millones de euros para las bibliotecas públicas valencianas

Actualizado 29/01/2007 20:38:00 CET

VALENCIA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de la pequeña y mediana empresa (Pymev), en nombre de sus afiliados, el Gremi de Llibrers, la Associació d'Editors del País Valencià y la Associació Valenciana de Distribuidors de Llibres, denució hoy a través de un comunicado que el convenio de colaboración firmado en 2006 entre el Ministerio de Cultura y la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes "ha vencido sin haberse ejecutado" y demanda dos millones de euros para las bibliotecas públicas valencianas.

Dicho convenio, enmarcado dentro del Plan Extraordinario de Dotación Bibliográfica y de obligatoria ejecución en 2006, "perseguía el objetivo de llevar las bibliotecas públicas españolas a las recomendaciones de la IFLA-Unesco". Para ello, "ambas administraciones convenían la aportación de un millón de euros cada una con el fin de mejorar la lamentable situación que sufren las bibliotecas valencianas", explicaron.

No obstante, Pymev afirma que, aunque "el personal de la Dirección General del Libro ha cumplido con diligencia cada uno de los trámites requeridos, el programa no se ha ejecutado dentro de sus plazos", lo que atribuye a que "debe de faltar alguna voluntad política para la efectiva ejecución".

Ante la "incertidumbre, y la falta de información por parte del director G¡general, se ha remitido un escrito al conseller de Cultura, Alejandro Font de Mora, en el que se muestra la preocupación ante la no ejecución del convenio".

Las mismas fuentes indicaron que la suma económica de dos millones de euros "servirían para poner a punto el conjunto de las bibliotecas públicas valencianas y de la que 250.000 euros irán destinados a la adquisición de libros en valenciano".

Pymev, en nombre de libreros, editores y distribuidores "exige la urgente ejecución de la partida presupuestaria" y destaca que "sería lamentable perder 2 millones de euros, una dotación para compras que si se respeta la tradicional estructura de distribución del libro, puede venir a paliar la difícil situación que viven las librerías valencianas que luchan por sobrevivir ante la competencia de las grandes superficies".

Además, estas organizaciones se preguntan, si el Consell "va a dotar al Convenio de 2007 de los recursos necesarios" y advierte de que "si no se ejecuta el Convenio de 2006, ni se dota el de 2007, el sector del libro no va a consentir que se pierdan más de 6 millones de euros destinados a la compra de libros para las bibliotecas públicas".