Actualizado 29/07/2012 21:25 CET

Un total de 30 nuevos centros se incorporan a la Red de Lectura Pública Valenciana

Niños En La Biblioteca Pública De Valencia
GVA

VALENCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 30 nuevos centros en la Red de Lectura Pública Valenciana en el primer semestre de 2012, de modo que el sistema bibliotecario valenciano cuenta ya con 170 centros, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Al respecto, las mismas fuentes señalas que el objetivo de la Conselleria de Turismo, Cultura y Deporte es "el continuo desarrollo del Sistema Bibliotecario Valenciano".

En este sentido, la directora general de Patrimonio Cultural, Marta Alonso, ha destacado que "con las incorporaciones de nuevas bibliotecas al Sistema Bibliotecario Valenciano, el ciudadano puede recibir un mejor servicio bibliotecario, más cercano".

La Generalitat prosigue con la tarea de "posibilitar que los ciudadanos valencianos puedan acceder a la lectura desde cualquier punto del territorio valenciano".

Así, desde la administración subrayan que "la mejora en la calidad de los centros de lectura públicos", plasmada en la Ley de Bibliotecas valenciana, permite que el servicio que se presta "se lleve a cabo en condiciones óptimas, con horarios amplios, en espacios adecuados, y con personal preparado para llevar a cabo su labor".

Igualmente, remarcan que la ampliación del número de centros de lectura integrados permite mejorar la infraestructura bibliotecaria valenciana y facilita la adopción de políticas comunes en lo que se refiere al intercambio de la información, la coordinación del préstamo interbibliotecario, la investigación, así como un mejor acceso a la información y la comunicación entre bibliotecas.

Con su incorporación a la red, los centros se comprometen a prestar los servicios y realizar las funciones específicamente previstas en la Ley de Bibliotecas de la Comunitat Valenciana y facilitan la progresiva conformación de un cada vez mayor y de más calidad Sistema Bibliotecario Valenciano.

En esta ocasión, se han sumado al sistema las agencias de lectura públicas de Villalonga, 'Elquint' de Mislata, Albalat dels Sorells, la Font de la Figuera, 'Francesc Ferrer Pastor' de la Font d'en Carros, la Pobla Llarga, Tibi, Torrevieja, Verger, 'Casa Velázquez' de Ontinyent, Moixent, Riba-roja de Túria, y las de Grao, Azaña y Salera, estas tres últimas en Castellón de la Plana.

Junto a esas agencias de lectura públicas, se incorporan a la red valenciana las bibliotecas municipales central de Mislata, Almenara, Agullent, Canet d'en Berenguer, Náquera, 'l'evic' de Oliva, Tavernes Blanques, 'Florida-Babel' de Alicante, Masanassa, 'Sant Josep' de Ontinyent, Cheste, Pilar de la Horadada, la biblioteca central de Red Urbana Municipal Mayor de Castellón de la Plana y las bibliotecas municipales de Picanya y la 'Miguel de Cervantes' de Cox.