Actualizado 02/07/2015 13:03 CET

Diputación priorizará la conexión de la red de aguas de Borriol para iniciar la obra "cuanto antes"

El diputado de Infraestructuras, Héctor Folgado.
DIPUTACIÓN/J.VILAR

CASTELLÓN, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha marcado las directrices para la Oficina Técnica Provincial priorice "al máximo" el proyecto de conexión de la red de aguas de Borriol y Castellón con el objetivo de que se puedan iniciar las obras "cuanto antes" para solucionar el problema de aguas residuales de la primera de las localidades, provocado por la falta de capacidad de la antigua depuradora.

Moliner, que hace dos días anunció junto a los alcaldes de ambos municipios la solución que permitirá depurar los 1.200 metros cúbicos de aguas residuales de Borriol sumando mejoras a la red de aguas de ambos núcleos, ha dado este primer paso en el proyecto, según ha informado la corporación provincial en un comunicado.

El diputado de Infraestructuras, Héctor Folgado, ha hecho hincapié además en "la eficaz coordinación que han mantenido los técnicos de la Diputación y de los ayuntamientos de Borriol y Castellón, y que hará posible sacar adelante este proyecto en tiempo récord".

A su juicio, con esta solución "todos ganamos: los vecinos de Borriol verán resuelto su problema y ahorrarán dinero, la ciudad de Castellón recibirá mejoras en sus canalizaciones y la Diputación ve cumplido su histórico compromiso, de la forma más eficiente y transparente posible, de depurar el 100 por cien de las aguas residuales de este pueblo vecino".

El proyecto consiste en la conexión de la red de aguas de ambos municipios, con el objetivo de canalizar las aguas residuales de Borriol hasta la estación depuradora de la capital, donde serán tratadas "aprovechando la capacidad sobrante de depuración" de la instalación de La Plana.

La inversión, financiada íntegramente por la Diputación, será la misma que la inicialmente presupuestada para la depuradora de Borriol, 2,2 millones de euros, de los que un millón se destinará para ejecutar las nuevas canalizaciones y el resto para mejorar los tramos afectados en la red hídrica de Castellón.

Por su parte, el Ayuntamiento de Borriol se ahorrará los 150.000 euros previstos en la compra de terrenos para albergar la infraestructura proyectada. La empresa adjudicataria de la depuradora de Borriol ha renunciado voluntariamente al proyecto, lo que "facilitará y acelerará el inicio de las obras", cuya solución ya se encuentra en fase de redacción técnica.

9 KILÓMETROS DE NUEVAS CANALIZACIONES

La canalización discurrirá en paralelo a la autovía CV-10, pasando por el polígono industrial de Borriol, y conectará con la de la ronda oeste de la ciudad. En total, serán nueve kilómetros de nuevas canalizaciones distribuidos en un total de 18 tramos.

De esta forma, la antigua EDAR de Borriol se convertirá en una estación de bombeo para transportar el agua, mediante las nuevas canalizaciones, hasta la altura del Mercado de Abastos, donde conectará con la red de la capital y desembocará en la estación depuradora. La necesidad de depuración del núcleo urbano de Borriol es de 1.200 metros cúbicos, lo que representa un 2,4% de la capacidad de la estación depuradora de Castellón.