Publicado 02/07/2016 12:17CET

Educación prepara un nuevo reglamento con menos burocracia y más innovación en las aulas

Imagen de recurso de un aula
Europa Press

Un "gran debate pedagógico" sobre el decreto de plurilingüismo y un renovado plan de formación del profesorado, próximos "retos" de Marzà

VALENCIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación prevé aprobar el próximo curso 2016-2017 un nuevo Reglamento Orgánico y Funcional (ROF) con el objetivo de simplificar las tareas burocráticas de la plantilla docente e "impulsar las experiencias de innovación" y que convivan diversas metodologías de enseñanza en las aulas. Este será uno de los principales "retos" del departamento que dirige Vicent Marzà a partir de septiembre, junto a un "gran debate pedagógico" sobre plurilingüismo y un nuevo plan de formación del profesorado que incidirá en los idiomas.

Así lo ha avanzado el propio Marzà en una entrevista a Europa Press en la que ha realizado balance de su primer año al frente de la Conselleria de Campanar y ha adelantado algunos de los proyectos que desarrollará el próximo ejercicio académico.

Sobre su primer año como conseller de Educación, Marzà ha destacado su "sensación de satisfacción". "Hemos conseguido ordenar cosas que estaban absolutamente desordenadas con unas estructuras totalmente clientelares y hemos logrado comenzar a revertir esa situación. Hemos puesto orden y lo hemos hecho de manera constante, con muchos cambios en poco tiempo", ha argumentado.

Igualmente, se ha mostrado "muy contento de haber podido demostrar que muchos de los recortes del PP eran ideológicos y no por razones económicas". "Hay otra manera de priorizar, con los escasísimos recursos que tenemos no se puede hacer todo lo que querría y esa es la parte que más cuesta, la impotencia de no tener los recursos que necesitamos los valencianos", ha dicho el conseller en referencia a la financiación autonómica.

En el capítulo de "autocrítica", ha reconocido que "la gestión de lso trámites y los tiempos cuesta en una administración tan debilitada como la que tenemos después de 20 años de recortes y es algo que tenemos que mejorar".

Tras un primer curso centrado en "el equilibrio y la eficiencia de los recursos públicos" --"veníamos de la situación contraria, cuando el dinero público no se gestionaba con ningún criterio si no era el de socializar pérdidas y privatizar el beneficio", ha considerado-- el próximo año académico el objetivo es "poner más en valor lo que ocurre dentro de las aulas facilitando que los centros puedan innovar" de una manera habitual, "no como casos aislados".

Para ello, el responsable de política educativa del Consell ha afirmado que el curso que viene tiene que haber un nuevo ROF --el actual tiene 20 años-- "que rompa las barreras que marcan la legislación y que hacen que los maestros, especialmente los equipos directivos, pasen más horas cumplimentando papeles que pensando cómo ha de ser la interacción del niño en el aula".

Entre las iniciativas que se pretenden fomentar con esta modificación normativa, ha citado el trabajo por proyectos; las comunidades de aprendizaje; abrir las aulas a la ciudadanía; aplicar las nuevas tecnologías integradas a retos y el trabajo cooperativo, todas ellas "diferentes metodologías que combinadas pueden ayudar sin descartar el aprendizaje clásico".

La intención de cambiar el ROF, ha proseguido, es "para conseguir e integrar el conjunto de normativa en una sola y eso pasa por el debate que debemos tener sobre una Ley valenciana de Educación; nos hemos comprometido a abrirlo esta legislatura pero debe venir de una bases que faciliten el trabajo y que sea transversal".

Otro de los debates que se pretenden poner sobre la mesa es el futuro decreto de plurilingüismo, que continuará su proceso de consultas y de estudio por parte de expertos universitarios durante el primer trimestre del año que viene para que se pueda aplicar en el siguiente curso, el 2017-2018. "El propio Consejo de Europa nos dice que el modelo actual reduce el aprendizaje de la lengua propia y, además, no aumenta el del ingles por lo que necesitamos un nuevo decreto con un gran debate pedagógico y esperamos que sea pedagógico, que no nos tiremos la lengua a la cara".

Preguntado por si cree que, efectivamente, al discusión será solo educativa, ha admitido: "Solo no, seguro que no, viendo cómo ha ido e curso y la estrategia partidista del PP seguro que no, pero yo aspiro a que el debate sea básicamente pedagógico".

Además, ha comentado que en plurilingüismo no tiene un modelo concreto, sino que debe ser "el mejor entre los que hay adaptado a la sociedad valenciana", que parte de dos lenguas cooficiales y una "situación de desconocimiento del inglés".

La tercera 'pata' del curso será un nuevo sistema de formación de profesorado que espera aplicar "sin engañar a nadie, porque una cosa es la ambición y otra lo que se puede hacer", ha advertido sobre los recursos económicos disponibles.

En este sentido, ha apostillado: "Lo que no vamos a hacer es exigir de hoy para mañana que se acredite un nivel de inglés porque es imposible, por eso uno de los programas principales será el multilingüismo y ahí hay muchas cosas que aprender, sobre todo, acerca de cómo enseñamos. Hay gente que tiene un cierto nivel de lengua, acreditado o no, pero lo más importante no es tanto el nivel sino cómo se enseña, lo dicen estudios: muchas veces no enseña quien más sabe, sino quien es capaz de trasmitir lo que sabe", ha rematado.

Para leer más