Una empresa valenciana lleva la inteligencia emocional a los comedores escolares para lograr un clima mas tranquilo

Comedor escolar
REMITIDA
Publicado 01/10/2018 14:38:12CET

VALÈNCIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La empresa valenciana Cuinatur aplica la inteligencia emocional en los comedores a través del proyecto Emocionática, que implantó en 2017 y que ya se realiza en cerca de 30 centros, para mejorar el clima de trabajo, la comunicación afectiva y la empatía con los niños para obtener más tranquilidad.

Esta empresa familiar, que se dedica a la elaboración de menús sostenibles para colegios con productos frescos, de proximidad y producción agroecológica, proporciona a los monitores herramientas que les permiten gestionar con mayor solvencia los momentos conflictivos, en beneficio tanto de los niños como de los propios profesionales.

Emocionática se desarrolla principalmente a través de un programa de formación de seis sesiones colectivas con los equipos de monitores de comedor y una sesión individualizada en la que se trabaja la evolución de los patrones emocionales durante la jornada laboral de cada uno de ellos.

Durante el periodo de formación, los monitores realizan a través de una app un autorregistro de sus emociones en varios momentos de su jornada laboral y, posteriormente, a través de un programa informático se elaboran patrones emocionales que indican el recorrido temporal a lo largo de su jornada de trabajo, pudiéndose así elaborar intervenciones de mejora de los citados patrones.

La directora de Cuinatur, María José Antoni, ha asegurado que "los avances y la respuesta por parte de los centros escolares está siendo muy positiva ya que cada vez son más los centros que incorporan la inteligencia emocional en su proyecto educativo de centro", y en este sentido, ha añadido que "el comedor escolar debe entenderse como un espacio integrado en el que también se implementen aprendizajes transversales como el valor de la sostenibilidad, la alimentación saludable o el desarrollo emocional".

La directora del CEIP L'Albea de la Vall d'Alba (Castelló), Elena llorens, uno de los colegios donde se está trabajando este programa desde el 2017 ha explicado que, con esta iniciativa, las monitoras del comedor han pasado a formar parte del proyecto educativo del colegio ya que son capaces de resolver todos aquellos conflictos que pueden surgir".

Este programa, que puede entenderse como una intervención psicosocial y ha sido galardonado con varios premios: Accésit Premio Escolástico Zaldívar 2018 y premio Richard Roberts 2018, por su contribución y dedicación en la mejora del bienestar emocional en sus trabajadores.