Actualizado 28/09/2015 15:52 CET

Una exempleada de Gürtel admite que gestionaron un almuerzo en Fitur sin estar adjudicado el concurso

VALENCIA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una exempleada de empresas de la trama Gürtel Mónica Magariños ha reconocido que comenzaron a hacer gestiones para organizar el almuerzo que tuvo lugar en Ifema el 27 de enero de 2005, por el que Orange Market llegó a facturar alrededor de 150.000 euros --en dos facturas distintas, una de ellas por 119.000 euros y otra por 33.000--, sin que estuviera adjudicado el concurso de Fitur.

   Magariños se ha pronunciado en estos términos en su declaración en el juicio por la pieza 3 caso Gürtel, relativa a presuntas irregularidades en contrataciones de la extinta Conselleria de Turisme con Orange Market para las ediciones de la feria Fitur de los años 2004 a 2009, por la que se enfrenta a cuatro años y nueve meses de prisión, y a 10 de inhabilitación para cargo público. En total, en este procedimiento hay 13 acusados, entre ellos, las exconselleras de Turisme Milagrosa Martínez y Angélica Such.

   La exempleada ha ocupado diferentes puestos en varias empresas de la trama, como son Orange Market, Special Events o Easy Concept. Llegó a Orange tras su creación en 2003, y pasó de ser secretaria a organizar eventos. De esta mercantil adquirió participaciones tras, según ha dicho, pedírselo su responsable, Álvaro Pérez, conocido como 'El Bigotes' y otro presunto cabecilla de la trama, Pablo Crespo, y estuvo autorizada en cuentas. También se encargaba de la facturación.

   Una parte del interrogatorio de la fiscal se ha destinado al almuerzo que tuvo lugar en Ifema en enero de 2005. Al respecto, la acusada ha afirmado inicialmente que se enteró de que Orange Market tenía que organizar el acto a mediados de enero, cuando se lo dijo su jefe, 'El Bigotes'. Sin embargo, ya sabía desde octubre que la Agencia Valenciana de Turisme (AVT) había perdido la fecha que había reservado en el Palacio de Congresos para el almuerzo, y tras ello empezaron hacer gestiones para encontrar otro lugar, ha dicho.

   Esta gestión -ha agregado-- la hizo una compañera suya, y supone que por órdenes de Pérez. Sin embargo, en ese momento todavía no estaba ni adjudicado el concurso de Fitur de 2005, con lo que la fiscal le ha preguntado por qué realizaron esos trámites sin ni tan siquiera estar convocado el concurso: "Empezamos por si acaso teníamos la posibilidad de hacerlo", ha respondido.

   Al respecto, la fiscal le ha mostrado un correo electrónico que envía su compañera a otra persona, en noviembre de 2004, en el que decía: "Tenemos la intención de montar una carpa en Ifema para unas 1.000 personas el 27 de enero de 2005...". Preguntada sobre cómo podían saber la fecha exacta del almuerzo, siendo que todavía no se sabía lo que iba a pasar, ha respondido que "en el correo solo pone que 'tenemos la intención'...".

   En cuanto a la organización, ha afirmado que de la preproducción del almuerzo se encargó su compañera --no imputada en la causa--, mientras que ella y "otras personas" estuvieron presentes en el montaje y el día de la comida. En la factura que le remitió Orange Market a la AVT por el almuerzo, figura un cobro de 23.311,50 euros por 'conceptualización y estrategias de imagen'. Interpelada por este concepto, la acusada ha dicho que no sabe a qué obedece.

   Así mismo, Magariños ha señalado que desconoce el motivo por el que se efectuaron dos facturas distintas del mismo almuerzo, así como por qué figuraba en la hoja de gastos de Orange un concepto por el catering, mientras que la AVT ya pagó una factura directa a una empresa de catering por este evento: "No lo sé", ha insistido.

CONCURSO FITUR

   Por otro lado, la fiscal ha centrado otra parte de su interrogatorio en la preparación y convocatoria del concurso Fitur 2005. La acusada ha explicado que en la preparación para optar al concurso "participaron un grupo de personas", y mientras Pérez se encargó del diseño del stand, ella hizo la parte administrativa, tal como preparar la documentación necesaria.

   La acusada, quien ha afirmado en diferentes momentos de su declaración que no se ratificaba en los testimonios que había prestado en instrucción porque en esos momentos no recordaba "muchas cosas", ha señalado también que fue Pérez quien tomó la decisión de que Orange Market se presentase a Fitur. "Pérez diría vamos a presentarnos...", ha agregado.

   Para organizar Fitur, una vez adjudicado el concurso, ha afirmado que sus interolocutores eran Ana Grau -coordinadora de Ferias de la AVT-- y "puede" que también Rafael Betoret -exjefe de gabinete de la agencia--. A este último lo conoció una vez firmado el contrato y una semana antes de presentar el evento a los medios de comunicación, en una reunión que tuvo lugar en la conselleria. "El trato con él era de cliente-proveedor", ha puntualizado. A la exconsellera Milagrosa Martínez también la conoció en ese encuentro.

   La acusada ha explicado que comenzaron a preparar los trabajos de Fitur en octubre, antes de la adjudicación, en base a los pliegos que disponían del año 2004 y que a ella le facilitó el exgerente de Orange Market Ignacio Blanch. "Blanch me dio el pliego para empezar a preparar la documentación cuando saliera el concurso de Fitur 2005", ha agregado.

   De esta manera, realizó el modelo de proposición económica, y cuando se les adjudicó Fitur, hizo unas rectificaciones a mano, según ha explicado. "Cuando Blanch me da la documentación, ya sabemos que va a salir Fitur y que nos vamos a presentar, y para adelantar trabajo, me puse a preparar documentación. Era un modelo que había que transcribir y copié lo que ponía en el pliego del año anterior", ha aseverado.

Para leer más