Publicado 10/12/2021 14:58CET

Una exposición transforma los pasillos de La Nau en una calle del siglo XX en un "homenaje a la vida nocturna"

Inauguración de la exposición 'Nocturnas 1900-1960. Mientras la ciudad duerme' en La Nau
Inauguración de la exposición 'Nocturnas 1900-1960. Mientras la ciudad duerme' en La Nau - UV

VALÈNCIA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Nocturnas 1900-1960. Mientras la ciudad duerme...' transforma los pasillos del Centre Cultural La Nau en una calle del siglo XX para "mirar al pasado" mediante un "homenaje a la vida nocturna y a la noche", con "verdaderos tesoros fotográficos" de las principales ciudades españolas que invitan a reflexionar sobre "cómo éramos" y que resaltan la "actitud comprometida" de la mujer en su proceso de emancipación y de llegada a los espacios de sociabilidad.

La muestra, organizada por Acción Cultural Española (AC/E) y el Vicerrectorado de Cultura de la Universitat de València, está instalada en los intercolumnios de la primera planta del Claustro del Centre Cultural La Nau, donde se podrá visitar hasta el 27 de febrero.

Comisariada por Lucía Laín, la exposición es una "apuesta decidida" por la fotografía como elemento de expresión y pone en valor los "grandes nombres" de la fotografía española del pasado siglo, desde el primer fotoperiodismo hasta la fotografía de intencionalidad más artística con que se cierran los años cincuenta.

Así lo han destacado este viernes, en la rueda de prensa de presentación de la muestra, la vicerrectora de Cultura y Deporte de la UV, Ester Alba, la directora de programación de Acción Cultural Española (AC/E), Isabel Izquierdo, y la comisaria de la exposición, Lucía Laín.

Los autores que firman las 120 fotografías en blanco y negro que conforman la exposición se remontan a los primeros "maestros del fotoperiodismo" como Alfonso, Cortés y Santos Yubero en Madrid, Brangulí, Gaspar, Sagarra y Torrents en Barcelona, Pacheco en Vigo o el fotógrafo y editor Lucien Roisin, que recorrió con su cámara toda la geografía española.

Gracias a sus instantáneas, el público podrá conocer también el trabajo de las personas encargadas de mantener en funcionamiento la maquinaria de la gran ciudad en la noche, como los conductores de los últimos tranvías, obreros de la construcción, camareras, faroleros y serenos. Todo ello se podrá ver en las imágenes de la noche a gran formato y con citas literarias de los escritores y periodistas coetáneos que aluden a la noche y sus habitantes.

La ciudad de València está presente a través de una serie de nocturnos captados por el fotógrafo Luis Vidal entre los años 1945 y 1968. El retrato de grupo de unos niños posando en la noche con sandías iluminadas de 1944, la plaza del Ayuntamiento iluminada, la salida del Teatro Serrano, la feria de julio en la Alameda en los años 50, el Teatro Principal o el Mestalla iluminado son algunas de las instantáneas que conforman este recorrido.

La muestra incluye también tres audiovisuales sobre la fotografía nocturna desde una perspectiva internacional con mucha presencia de fotógrafos extranjeros, una interpretación del bosque de la Alhambra y un fragmento del documental 'El alegre Paralelo', respectivamente.

Además, València también está representada por una serie de fotografías publicadas en la prensa gráfica de la primera mitad del XX. La Verbena de San Pedro celebrada durante la Exposición Regional Valenciana de 1909, un nocturno en la Plaza de Emilio Castelar en tiempos de la Segunda República o la vista de la Plaza de la Reina de Adolfo Zerkowitz son algunos ejemplos.

"DOBLE RECORRIDO"

La exposición traza un "doble recorrido temporal" desde el anochecer hasta las primeras luces del alba y desde las primeras fotografías nocturnas, en los albores del siglo XX, hasta los años sesenta en una sociedad "cada vez más movilizada" donde la mujer "empieza a cobrar un mayor protagonismo al dotarse de más independencia".

La comisaria de la muestra, Lucía Laín, ha destacado la estética y la "intencionalidad clara" de una muestra que "invita a mirar al pasado" y a "vernos a nosotros mismos hace 100 años, a preguntar cómo éramos, quiénes somos y adónde vamos".

Por su parte, la directora de programación de Acción Cultural Española (AC/E), Isabel Izquierdo, ha puesto en valor el "homenaje a la vida nocturna" que supone la exposición, que "proyecta la cultura y la fotografía como elemento de expresión", y ha destacado el triple hilo que plantea el recorrido: el temporal, mediante la noche, el histórico y el fotográfico, con la evolución de esta disciplina.

"ACTITUD COMPROMETIDA"

La vicerrectora de Cultura y Deporte de la UV, Ester Alba, ha remarcado la "doble sintonía" de la muestra, que permite "recorrer la primera planta del Claustro como si se tratara de una calle", conformando una "alusión a la nocturnidad y a la otra cara de la vida" así como a la "actitud total y comprometida de las mujeres, con su proceso de emancipación al comenzar a ocupar los espacios sociales" que fue, sin embargo, "cercenado" por la guerra civil.

Esta evolución truncará la oscuridad impuesta por la guerra civil recuperada posteriormente con la apertura de las salas de fiestas, cuando la normalidad de serenos, barrenderos y operarios "retoma las primeras horas del alba para poner en marcha la ciudad y la vida". Así, la llegada de la nueva luz de la modernidad y de un nuevo amanecer queda reflejada con las imágenes de fotógrafos de la talla de Portillo, Henece o Catalá Roca.

Finalmente, Alba ha subrayado la importancia de las sinergias entre instituciones para organizar propuestas culturales y que, en el caso de ambas, se remonta a 2007, con la exposición sobre la figura de Josep Renau que pudo visitarse en La Nau de la Universitat, además de otras exposiciones e iniciativas del ámbito de las artes escénicas

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo que cuenta con 169 fotografías de los grandes maestros de la fotografía de la primera mitad de siglo XX y con un texto ilustrado firmado por la comisaria, Lucía Laín, que propone un recorrido desde los orígenes de la fotografía nocturna en ciudades como Nueva York, Londres o París a su irrupción y desarrollo en España y con diseño de Mauricio D'Ors.