Los falleros critican falta de Policía y urinarios, fallos en el servicio de limpieza y mala gestión en movilidad

Brutícia, botelló i protecció del patrimoni, principals problemes de les Falles
FEDERACIÓN DE VECINOS DE VALÈNCIA
Actualizado 25/03/2019 17:19:22 CET

VALÈNCIA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Interagrupación de Fallas, los delegados de sector, Federación de Fallas de Especial, Federación de Fallas de Primera y la de Especial Ingenio y Gracia han denunciado en un comunicado conjunto la falta de Policía y urinarios en la ciudad de València así como fallos en el servicio de limpieza y mala gestión en movilidad por parte del Ayuntamiento, y recalcan que las fallas "no son responsables de la mala educación y el comportamiento vandálico de nadie".

Así lo aseguran en un escrito, una vez concluida la semana fallera y tras las "lamentables y desafortunadas declaraciones" de políticos, medios y agentes sociales, con las que consideran que el colectivo fallero está siendo sometido a un "acoso".

Las cinco asociaciones entienden que no se puede hacer responsable a los falleros "de los actos incívicos de quienes con la excusa de la fiesta fallera se comportan de forma impropia" y sostienen que es "evidente" que las Fuerzas de Seguridad del Estado "necesitan ser reforzados para poder acudir allí donde sea necesaria su presencia". En este sentido, explican que las comisiones contratan "cientos" de vigilantes privados pero no pueden asumir funciones que no son de su competencia.

"Siempre estaremos en favor de cualquier multa o sanción a quienes no respeten la convivencia, a quienes utilicen cualquier artefacto pirotécnico fuera de horario, a quienes se orinen por las calles o cometan cualquier tropelía", añaden.

Sobre la limpieza de las calles, defienden que las comisiones la llevan a cabo tras la actividad diaria porque es su obligación y porque "de ello y una posible sanción depende poder seguir haciendo fiesta". En esta línea, subrayan que han reclamado en las reuniones del bando fallero el servicio municipal de limpieza y hacen hincapié en que lo que pasa a partir de las 4.30 horas "no es responsabilidad del colectivo fallero" y es "una evidencia incuestionable" de que ese servicio "está fallando y mucho". "La fiesta fallera deja suficientes beneficios a las arcas públicas para planificar una limpieza de la ciudad en condiciones", apuntan.

'BOTELLÓN'

En relación con el 'botellón', indican que es un fenómeno social que ocurre "todo el año" y su localización coincide con las demarcaciones falleras y la Policía Local tiene controlados 24 "puntos negros" semanales a fin de 2018. "Por ello, no se nos puede adjudicar la responsabilidad única del 'botellón' a las verbenas organizadas por las comisiones falleras y que acaban en los horarios establecidos por el bando", insisten.

Para las organizaciones, "acabar con los botellones incontrolados, con lateros, manteros o venta ilegal de cualquier tipo es una responsabilidad de nuestra administración", destacan.

ASEOS

Asimismo, hace referencia a los urinarios, puesto que aportan dos por falla --portátiles o en los casales-- lo que supone unos 800 frente a los 300 del consistorio "a sabiendas de una estimación de visitantes cifrada en un millón". "Nuevamente vemos que necesitamos una gestión acorde al volumen de la fiesta" porque "imágenes como las vistas en nuestras calles y monumentos históricos no puede suceder", apuntan en alusión a las de personas orinando en edificios protegidos.

De igual modo, sostienen que los falleros "no son responsables del aumento del caos circulatorio" en la semana pasada porque realizan cada año los mismos recorridos y "la mala gestión o previsión en materia de movilidad la han padecido tanto falleros en actos como recogidas de premios u ofrendas, como aquellos vecinos que precisan seguir con su actividad diaria al margen de la fiesta".

Las asociaciones concluyen que el diálogo y la convivencia son la única forma para mejorar la fiesta y subrayan que las fallas "no son un problema" sino que "son y deben ser la evidencia anual de un patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de indudable valor, así como una fuente de ingresos de la que todos los valencianos salimos beneficiados".

En esta línea, declaran que siempre estarán dispuestos a hablar pero quieren ser "libres para decidir sobre la fiesta" y sobre "cuándo y cómo queremos un Congreso Fallero; cómo y quién queremos que juzguen nuestras fallas" y rechazan que nadie "busque un beneficio político o partidista a costa de los falleros". "La fiesta es y será espacio de convivencia democrática donde caben todos, independientemente de su género, condición o ideología", manifiestan.

Contador