Ferran Torrent: "Intento ir cambiando a mi público, no que el público me cambie a mí"

Actualizado 02/11/2011 14:17:38 CET
- EUROPA PRESS

El escritor valenciano proyecta una novela sobre la crisis y, como "plan B", una historia sobre un atentado contra Franco

VALENCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor valenciano Ferran Torrent (Sedaví, 1951) ha asegurado que a lo largo de su carrera literaria se ha movido siempre por "deseos" para hacer "la novela que quiere hacer y la que le gustaría leer". "He ido cambiando mi público, no que el publico me cambie a mí", ha resumido.

Y así lo ha cumplido en su último libro, 'Ombres en la nit', coeditado por Bromera y Columna, en el que se pone sobre la mesa el dilema entre la venganza y el perdón a través de una trama de espías y nazis. Ambientada en Viena, Montecarlo y, como es habitual en las historias de Torrent, Valencia, la obra está protagonizada por un gitano valenciano superviviente del campo de concentración de Dachau que se une a un grupo clandestino dedicado a acabar con los nazis que viven ocultos.

Empleando la acción y los diálogos trepidantes, Torrent construye una historia que "expone las contradicciones de unos personajes movidos por el deseo de venganza para que sea el lector quien saque sus propias conclusiones", ha explicado el autor en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación del libro en Valencia.

El narrador ha declarado que fue la relectura de 'El hombre en busca de sentido' de Viktor Frankl lo que le movió a hacer esta "reflexión sobre el odio". "Pienso que si hubiera pasado por Auswitz y hubiera sobrevivido, durante un tiempo el odio me habría mantenido vivo pero también estoy convencido de que ese mismo odio me habría acabado matando porque el que odia no vive", ha argumentado.

'Ombres en la nit' tiene aire de thriller pero también algo de novela histórica, ya que su elaboración ha requerido de un proceso de documentación que a veces puede "incordiar", ha reconocido. "El protagonista sale del hotel y hay que preguntarse si en esa época había tranvía, cuánto valía el billete o qué fumaba entonces la gente", ha puesto como ejemplo el autor, que ha agregado que podía inventarse algún personaje "pero no una Valencia que no existía en 1947".

Con esta novela, Ferran Torrent continúa revisando el pasado como ya hizo en su anterior trabajo, 'Bulevard dels francesos', y sigue manteniéndose fiel a Valencia como escenario literario. "Es mi sociedad y lo que hago es describir la actual, la que yo conozco, e interesarme por saber cómo era", ha explicado.

Sobre sus próximos proyectos, ha adelantado que estudia dos novelas. La primera de ellas tendría como tema la crisis y ha asegurado que la escribirá si la propia crisis le deja. "El problema que tengo es que (la situación) cambia constantemente y tengo miedo de ponerme a trabajar en una novela que, de aquí a tres meses, me la tumbe el tema", ha dicho.

Para el escritor, "la crisis da para una novela de 600 páginas porque, además, es transversal". "Está la crisis que sufre la clase trabajadora pero el tío que ganaba 6.000 euros también, porque su grado de morosidad es muy grande; el que ganaba muy poco no tenía ni para hipotecarse ni para irse de vacaciones", ha subrayado.

Asimismo, ha considerado que hay una crisis, no solo económica, sino, "sobre todo, de valores", y ha apuntado que esta mala coyuntura se viene fraguando "desde hace veinte años". "Nadie habla de que Ronald Reagan y Margaret Thatcher fueron los que desregularizaron los mercados, que es dar campo al capitalismo salvaje", ha agregado.

PAGAR "LA FIESTA DEL CAPITALISMO"

"No estoy en contra del capitalismo --ha aclarado-- porque entiendo que parece que es el único sistema posible, pero debe haber normas porque, si no, pasa lo que está ocurriendo ahora, que especuladores atentan contra la soberanía de los países", todo ello "unido a la ineficiencia de los políticos". "Ha habido una gran fiesta del capitalismo y ahora la tenemos que pagar", ha sentenciado.

Sobre movimientos como el 15M, ha apuntado que podrían ser "personajes dentro de una novela sobre la crisis" --una centrada únicamente en los 'indignados' no le llama la atención, ha señalado-- "como un elemento, más o menos importante, de la rebelión de la gente joven".

Por si el libro sobre la crisis tiene que esperar, Torrent baraja un "plan B": una trama inspirada en una corta estancia de Franco en Valencia durante la década de los 50 y un hipotético atentado contra el dictador con ramificaciones internacionales.

De todos modos, Torrent no da nada como seguro porque, ha insistido, se mueve por deseos y no por modas. "No estoy en contra de ninguna novela, lo importante es que me cuenten una buena historia", ha aseverado.

Finalmente, el escritor se ha mostrado satisfecho de la buena marcha en las librerías de 'Ombres en la nit' y ha mostrado su confianza en que funcione "el boca a boca". Ha añadido que aún no se sabe si será traducida al castellano y, en este sentido, ha comentado como anécdota que, curiosamente, 'Bulevard dels francesos' va a publicarse antes en rumano -- a principios de 2012-- que en español.