El FIB se prepara para recibir a Blur

Publicado 18/07/2015 10:56:10CET
Blur
ARCHIVO FIB

   CASTELLÓN, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) se prepara para este sábado, cuando recibirá a uno de los "platos fuertes" del cartel, los Blur, con Damon Albarn a la cabeza e integrada también por Graham Coxon, Alex James y Dave Rowntree. La mítica banda llega con un nuevo disco bajo el brazo, 'The Magic Whip', que presentará en exclusiva en el certamen castellonense, además de repasar con los 'fibers' el resto de su discografía.

   Desde el FIB destacan que Blur, formada en 1989, ha marcado "a gran parte de la música popular de nuestros días" con canciones que "ya son himnos para sus fans" y gracias a álbumes como 'Leisure', 'Modern Life Is Rubbish', 'Parklife', 'The Great Scape', 'Blur' o 'Think Tank', ejemplos de una trayectoria que les ha hecho ganar cinco Brit Awards.

   La organización tiene previsto superar los 30.000 asistentes en esta jornada, puesto que la mayoría de entradas de un día adquiridas para asistir al festival corresponden al sábado, cuando también actuarán Los Planetas, Kaiser Chiefs, Timo Maas, Beach Beach y Frank Turner & The Sleeping Souls, entre otros.

   Pero antes, este viernes los asistentes al FIB podrán disfrutar en los distintos escenarios del recinto de Benicàssim de grupos como The Prodigy, Noel Gallagher's High Flying Birds, Jamie T, Brodinski y Nunatak, entre otros.

   Ya son 10.000 las personas que se han instalado en la zona de acampada del festival, cifra que está previsto se eleve, teniendo en cuenta que muchos abonos adquiridos corresponden al fin de semana, según ha apuntado la organización.

   El FIB tiene las expectativas puestas en mantener las cifras de asistentes del pasado año, aunque en esta edición prevé recuperar público nacional, debido principalmente a la "apuesta" por incluir en el cartel más bandas nacionales como Vetusta Morla, que por primera vez acude al certamen, o Los Planetas.

   La repercusión económica del festival en el territorio podría situarse en los 20 millones de euros, a la espera de conocer el dato definitivo.