García Montero: La lengua y la cultura son "parte de la mejor cara" que España puede dar en su presencia exterior

Publicado 23/07/2018 13:11:34CET
Luis García Montero, este lunes en Orihuela
TWITTER INSTITUTO CERVANTES

ALICANTE, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha manifestado que la lengua y la cultura son "parte de la mejor cara" que puede presentar España como "seña de identidad fundamental".

Montero se ha pronunciado así en su discurso inaugural de la Reunión Anual de Directores del Instituto Cervantes, que ha comenzado este lunes en la localidad alicantina de Orihuela y que continuará en Alicante hasta el próximo jueves. La Reunión Anual de Directores congrega a más de 70 directivos del Cervantes en España y en 60 centros repartidos por el mundo y será clausurada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Montero, en su primer acto como máximo responsable de la institución, ha asegurado que "conoce" el organismo por haber colaborado "con distintos centros" durante su vida profesional, pero ha señalado que ahora desde su cargo quiere conocer "por dentro la casa" y para ello ha dicho que en la reunión prefiere "escuchar más que hablar".

"Vivimos en un mundo donde, como se va de cabeza, se acaba pensando con los pies", ha afirmado en su discurso inaugural y ha recalcado que prefiere "pensar las cosas antes de decirlas" para así "hablar desde el conocimiento".

No obstante, ha apostillado que lo que sí puede decir es: "Para mí es un honor estar en esta responsabilidad y estoy convencido de que nuestro idioma y nuestra cultura son una seña de identidad fundamental y parte de la mejor cara que podemos dar en nuestra presencia exterior".

García Montero ha aseverado que como profesor de Literatura está "acostumbrado" a tener alumnos que se "interesaron" por España a través de los centros del Cervantes y, por tanto, ha mantenido que es "un honor" asumir la dirección de la entidad con "agradecimiento" por haber pensado en él dándole la tarea "explícita" de afrontar su gestión "con la máxima transparencia e independencia".

"Espero hacerlo lo mejor posible como me parece que la cultura y el idioma son partes fundamentales de la posible tarea de cooperación del Estado" y ha señalado, en este punto, que se verá en la obligación de pedirle al secretario de Estado de esta rama, Juan Pablo de la Iglesia, "la máxima ayuda posible, dentro de la situación económica en la que se vive".

La reunión arranca en Orihuela por ser la ciudad natal del poeta Miguel Hernández, y por ello, Luis García Montero ha zanjado su discurso parafraseando uno de sus poemas: "Espero que unos y otros, unas y otras, seamos altos de mirar a las palmeras".

PLANES ESTRATÉGICOS

Preguntado por sus objetivos como director, Luis García Montero se ha mostrado convencido de haber tenido "la suerte y la responsabilidad" de que su nombramiento, el pasado viernes, se ha producido en el marco de la Reunión Anual.

Así, se ha referido a los "planes estratégicos emprendidos" en materia de cultura y de biblioteca. "Por otra parte, --ha proseguido-- está el contacto humano con los directores de los institutos y que seguramente me van a plantear sus inquietudes y voy a plantear lo que funciona bien y lo que funciona mal".

"Por ello, vengo a escuchar", ha reiterado, al tiempo que ha asegurado que le "consta" de la "eficacia de los trabajadores del Cervantes". "Y ahora tengo que conseguir su sinceridad para que me digan por en qué podemos avanzar, qué solucionar y qué es lo que hay que desarrollar".

En ese sentido, ha planteado que sus "líneas de actuación" tendrán que ver con los puntos marcados por los estatutos de constitución del Instituto Cervantes y ha apuntado que nació para promover la difusión y para "defender" el español en el mundo para "ayudar a los hispanistas" y para "extender" la cultura española en la acción internacional y para "divulgar y defender las distintas lenguas y culturas que se integran en la nación española".

"Esa es mi prioridad: Cumplir la ilusión original que dio paso a la constitución del Instituto Cervantes" y se ha referido a la ilusión de convertir los centros culturales de la dictadura en centros de "modernidad de nuestro Estado y de presencia en el mundo como nación moderna y democrática". No obstante, ha indicado que "para hacerlo bien" hay que escuchar "lo bien" que han hecho sus antecesores y "comprender también lo que es justo que aporte en esta etapa".

En su intervención en el foro también ha aseverado; "Tenemos un reto muy grande: la difusión de las lenguas de España y la cultura en español y sé que voy a tener la mejor ayuda en vuestra vocación"

600 MILLONES

García Montero ha recordado que en el mundo hay cerca de 600 millones "de hablantes" y ha detallado que "el español es una lengua que se mantiene generacionalmente en segunda y tercera generación y que se estudia como segunda lengua con prioridad en muchos lugares".

"Además, tiene unas posibilidades de diálogo y de apertura fundamentales", ha proseguido. Así, ha subrayado "uno de los mayores aciertos" de la Real Academia Española fue considerar que el diccionario no era solo de la Península sino de todas las academias de los países hispanohablantes.

"PUENTE DE DIÁLOGO"

Finalmente, el secretario general del Instituto, Rafael Rodríguez, ha destacado que la reunión se celebre en una comunidad autónoma bilingüe como la valenciana porque el centro se ha convertido "a la hora de la verdad" en un "puente de diálogo y culturas de todo el mundo".

Además, ha reivindicado que el centro "sale muy barato al contribuyente" porque el 46,5% del presupuesto anual surge de "autofinanciación" por ingresos por patrocinios o matrículas.

Para leer más