Actualizado 19/11/2007 21:46 CET

Ginecólogos del Clínic de Barcelona visitan el Peset para conocer su nueva técnica de extracción de tejido ovárico

VALENCIA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dos ginecólogos y un biólogo del Hospital Clínic de Barcelona visitaron hoy el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia para asistir a tres intervenciones de extracción de tejido ovárico vía laparoscopia, según informó hoy la Generalitat en un comunicado, en el que explicó que este tipo de técnica se utiliza para preservar la fertilidad en pacientes oncológicas que van a ser sometidas a tratamientos agresivos (quimioterapia y/o radioterapia) a causa de su enfermedad y que, por ello, podrían perder la función ovárica y quedar estériles.

El Clínic de Barcelona recibió en octubre la autorización para realizar este tipo de técnica que hasta ahora sólo se realizaba en el Hospital Doctor Peset, y es por ello que los profesionales de este centro catalán han viajado hasta Valencia para conocer de primera mano cuál es la técnica que se aplica en el Peset y que está dando buenos resultados, indicaron las mismas fuentes.

El equipo de la doctora María Sánchez, ginecóloga responsable del programa de preservación de la fertilidad del Hospital Doctor Peset, extrajo esta mañana la corteza ovárica a tres mujeres de 15, 32 y 37 años. Tras procesarlas, las muestras de tejido ovárico fueron remitidas al Banco de Tejido Ovárico, situado en el Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana, donde se conservan en nitrógeno líquido a 196 grados bajo cero.

Los doctores Francesc Fabregues y Dolors Manau, acompañados del biólogo Josep M. Calafell, serán los encargados de poner en marcha en Barcelona un programa similar al que existe en Valencia "para desarrollar una técnica pionera que se ha mostrado efectiva en otros países para lograr que mujeres que han sufrido un cáncer y han logrado superarlo, puedan ser madres y recuperar su función hormonal", destacaron.

El Hospital Universitario Doctor Peset fue el primer centro de España que empezó a realizar extracciones de tejido ovárico y, actualmente, ya son más de 180 mujeres de toda España las que han optado por esta técnica para preservar su fertilidad una vez estén libres de enfermedad. Además, el centro valenciano ha realizado cuatro implantes de tejido ovárico, dos de los cuales ya han permitido recuperar la función hormonal a las pacientes intervenidas.

La técnica quirúrgica aplicada para la extracción del córtex ovárico es sencilla y mínimamente invasiva. La corteza se extrae por vía laparoscópica mediante cirugía sin ingreso. En los casos en que esto no es posible por las características de la paciente se realiza por medio de una pequeña incisión en el abdomen (minilaparotomía) en un quirófano programado y con un período de hospitalización de unas 48 horas.

Normalmente, se extrae la corteza del ovario derecho de la paciente antes de que la mujer inicie el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, explicaron las citadas fuentes, quienes apuntaron que el tejido ovárico se vuelve a implantar, pero esta vez en el ovario izquierdo, cuando los médicos consideran que la enfermedad ha remitido completamente y la mujer decide tener hijos.

Una vez efectuado el reimplante, los ovarios necesitan entre ocho semanas y ocho meses para volver a reanudar su función hormonal. De este modo, si la operación es exitosa, la mujer recuperará su fertilidad y podrá quedarse embarazada de forma natural.