El GPRMH planta un olivo en homenaje a los 17 vecinos de Borriol enterrados en una fosa común

Actualizado 01/07/2015 19:09:46 CET
Plantación de un árbol en el cementerio de Borriol
PSPV

CASTELLÓN, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica (GPRMH) ha plantado este sábado un olivo como homenaje a los 17 vecinos de Borriol (Castellón) cuyos restos fueron encontrados en una fosa común durante los trabajos de búsqueda de los cuerpos de José Valls Casanova y Luis Messeguer.

Según ha informado el PSPV en un comunicado, el secretario provincial de Castellón, Francesc Colomer, se ha sumado a este homenaje, que ha consistido en plantar un olivo justo en el lugar donde se han devuelto los restos tras practicarles las pruebas de ADN en busca de los dos socialistas fusilados.

El GPRMH tuvo que recurrir al 'crowdfunding' o micromecenazgo para abrir una fosa común y, según el portavoz del grupo, Matías Alonso, "fue la primera vez en Europa que se tuvo que recurrir a este método de cuestación pública por Internet para reunir los fondos necesarios para abrir una fosa e iniciar los trabajos de búsqueda de soldados desaparecidos".

El acto se ha desarrollado con la presencia de la hija de uno de los desaparecidos, Antonia Valls, y se han sumado representantes del grupo con su portavoz a la cabeza, Matías Alonso, así como el propio Colomer, los portavoces del grupo municipal socialista en Borriol y Benicàssim, Francisco Pastor y Gustavo Ramón, respectivamente, la diputada en el Congreso Susana Ros y la secretaria provincial de Organización del PSPV en Castellón, Ana Belén Edo.

Colomer ha querido agradecer al Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica "la voluntad por luchar por una causa complicada" y ha lamentado la prohibición del PP de Borriol de colocar una placa que recuerde a los fallecidos. "Es una pena que la ilusión que nos trae hoy aquí se vea empañada por la ausencia de una placa conmemorativa", ha dicho.

En sustitución de la placa, se ha plantado un olivo justo en el lugar donde se hallaron los restos. "El olivo de la paz, fruto de la fraternidad, y mientras este árbol tenga vida se hará memoria, porque la gente nunca muere mientras alguien la recuerde", ha agregado.

Por su parte, miembros del Grupo han manifestado que el olivo "será testigo mudo de lo aquí sucedió, de aquellos que cayeron pero que descansan en nuestro corazón".

Las excavaciones dieron como resultado el hallazgo de restos de 17 vecinos de Borriol y las pruebas de ADN confirmaron posteriormente que ninguno de ellos pertenecía a Valls o Messeguer. Así, se han devuelto los restos al cementerio de Borriol y se les ha honrado con un acto. Son los restos de vecinos humildes del pueblo que no estaban identificados con ningún bando de la contienda civil, han señalado las mismas fuentes.

La mayoría de los restos de los vecinos de Borriol, en concreto 15, salieron el viernes desde la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid hacia el cementerio. Son los cuerpos a los que se les practicaron las pruebas de ADN para conocer su identidad. Los restos de los otros 2 vecinos se encontraban en el Instituto de Medicina de Valencia, dado que desde el inicio se supo que no correspondían a Valls o Messeguer. La familia del primero ha agradecido la labor efectuada por el GPRMH para "impedir que muchos caigan en el olvido".