Publicado 22/04/2016 19:25CET

Grau niega que Alcón recibiera billetes de 500 y dice que entonces se estaba tratando

Alfonso Grau, a su llegada a la Ciudad de la Justicia
EUROPA PRESS

   Un asesor dice que el partido le pidió que abriera una cuenta a su nombre con 18.000 euros procedentes de la lotería

   VALENCIA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau ha negado, en su declaración como testigo ante el juez que instruye la pieza separada del 'caso Imelsa' en la que se investiga un presunto blanqueo de capitales en el PP en el Ayuntamiento, que su esposa y exconcejala de Cultura en el consistorio, María José Alcón, recibiera dos billetes de 500 como devolución de los 1.000 euros que había donado al partido. Ha subrayado que él no vio el dinero nunca.

   Según han explicado fuentes conocedoras del proceso a Europa Press, Grau ha explicado este viernes ante el instructor del caso que su mujer estaba en ese momento muy enferma. Ha detallado que se encontraba interna en un centro psiquiátrico y cuando salía, él personalmente la llevaba a su domicilio y después la volvía a dejar en la clínica, por lo que no pudo hacer el ingreso ni recoger la supuesta devolución en billetes de 500 euros.

   El que fuera número dos del gobierno municipal 'popular' ha señalado que los 1.000 euros correspondientes a la aportación de Alcón los transfirió desde su cuenta el hermano de la exedil, debido precisamente a esta situación. La investigada estaba ingresada con una depresión grave y tenía un control absoluto por parte de los profesionales del centro sobre ella, ha alegado.

   Según Grau, su pareja salió del centro en el que estaba ingresada únicamente para firmar la candidatura para las elecciones municipales del pasado 24 de mayo y para acudir a la fotografía de campaña que el PP de Valencia se realizó en el Mercado de Colón de la ciudad.

   En cuanto a la conversación --incluida en el sumario-- entre Alcón y su hijo en la que reconocía que habían hecho una "trampa" en el partido, relataba cómo se hacían las donaciones y las posteriores devoluciones por parte del partido, y hablaba de "corrupción política total", Grau ha insistido que la exconcejala estaba recibiendo tratamiento médico y se encontraba ingresada por su situación psiquiátrica, por lo que lo que dice en la llamada no es cierto.

   En este sentido, ha añadido que los profesionales del centro le dejaban media hora para hacer una llamada y hablar con su hijo y fue en estas circunstancias cuando se produjo la conversación, según han relatado las mismas fuentes.

   Durante el interrogatorio también se le ha preguntado al exvicealcalde por los exasesores del grupo 'popular' que testificaron que habían recibido los 1.000 euros en billetes de 500 o los que dijeron que se lo habían propuesto, sobre los que ha afirmado que sabían que no iban a mantener su puesto de trabajo debido a que dependían de la continuidad de Alcón y del propio Grau, que dimitió poco antes de la celebración de los comicios, y por ello denunciaron el presunto blanqueo.

"DESCONOCÍA LA PROCEDENCIA ILÍCITA"

   Sobre si sabía de la posible procedencia ilícita del dinero que presuntamente después se blanqueó, Grau ha dicho desconocerlo. Lo mismo ha dicho cuando le han cuestionado sobre los ingresos que figuraban en la cuenta del PP municipal con las letras 'CyA', que investiga el magistrado, sobre lo que ha alegado "absoluto desconocimiento".

   Además, Grau --que no se ha referido a la exalcaldesa Rita Barberá-- ha negado haber tenido poder de decisión sobre los gastos de campaña del PP de la ciudad y ha declarado que no recuerda la propuesta de que se donaran 1.000 euros. Ha añadido que del dinero del partido se encargaba la entonces secretaria del grupo, María del Carmen García Fuster.

   Sobre la figura de un presunto 'recaudador' --una personan que recogía aportaciones para el partido de la que habló, sin concretar la identidad, García Fuster--, Alfonso Grau ha dicho que no sabe nada.

   El exvicealcalde de Valencia ha llegado a la Ciudad de la Justicia a las 9.45 horas, ya que estaba citado a las 10.00, y ha testificado por cerca de dos horas, debido a que se ha extendido en sus respuestas, según ha señalado una fuente cercana al proceso.

   A su entrada, Grau se ha limitado a pedir a los periodistas que no "estorbaran" y cuando ha abandonado los juzgados y ante las preguntas de los informadores ha dicho: "He respondido lo que tenía que responder y ya está. No voy a hacer ninguna declaración, ¿lo tenemos todos claro ya? Si se empeñan en continuar así, pues continúen".

ANÉCDOTAS

   La salida de Grau ha estado lleno de anécdotas, ya que, en primer lugar, cuando todos los medios de comunicación le esperaban se ha detenido para comprar un boleto de lotería con el número que acostumbra a comprar periodistas que cubren el caso. Algunos redactores le han preguntado qué número había comprado y ha respondido: "Hombre, no querrán que se lo diga. ¿Y si me toca qué? Eso ya es meterse en mi vida privada, hombre".

   Seguidamente, ha tratado de abandonar la Ciudad de la Justicia mientras los periodistas le seguían intentando obtener sus declaraciones, y en el trayecto se ha cruzado con una boda, en la que los novios se estaban haciendo sus fotos para el recuerdo y se han visto sorprendidos por lo ocurrido, y también con algún ciudadano que le ha increpado.

   Por otra parte, han comparecido ante el instructor este viernes como investigados, los concejales del grupo popular Cristóbal Grau y Beatriz Simón, el exconcejal Silvestre Senent y tres trabajadores del grupo municipal. Todos ellos han coincidido en negar la procedencia ilícita del dinero y también haber recibido los 1.000 euros en billetes de 500. También han dicho desconocer de quién fue la idea de donar esa cantidad al partido.

   Uno de los asesores ha aseverado que había una cuenta a su nombre con 18.000 euros que era dinero del partido que procedía de los rendimientos de la lotería. Ha precisado que le pidieron que abriera la cuenta bancaria utilizando su nombre, que él aceptó y que esto lo sabía el exportavoz del PP en el Ayuntamiento Alfonso Novo, según han explicado fuentes conocedoras. Según ha sabido Europa Press, se va a investigar la procedencia de este dinero.

   Sobre la compra de lotería por parte del grupo, ha asegurado que recogía las papeletas e iba dándoselas a los miembros del partido y cobrando cada boleto para abonar el total a la administración de lotería, que no pedía que se le adelantara el dinero.