Publicado 30/06/2020 15:17:03 +02:00CET

Un hombre acusado de agredir a una pareja gay por no querer "ir de putas" juntos niega los hechos: "No pasó nada de eso"

Fachada de la Ciudad de la Justicia de València
Fachada de la Ciudad de la Justicia de València - Enrique Palomares - Europa Press

VALÈNCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre acusado de insultar, amenazar y agredir a una pareja gay por no querer "ir de putas" juntos tras asistir a una boda ha negado los hechos que se le imputan: "No pasó nada de eso".

El acusado ha sido juzgado hoy en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia por un delito de odio, dos delitos leves de lesiones y dos delitos de amenazas leves, por los que la Fiscalía le solicita provisionalmente la pena de un año y tres meses de prisión, además de diversas multas.

Alternativamente, la fiscal coordinadora de la sección especializada en delitos de odio, Susana Gisbert, ha pedido al tribunal que se le condene por las lesiones y amenazas con la circunstancia agravante de odio.

La representante del ministerio público ha aprovechado también la celebración de este juicio para recordar que hoy se cumplen 15 años de la aprobación de la ley de matrimonio homosexual y ha mostrado su asombro porque ocurran hechos de estas características.

La presunta agresión se remonta al 26 de agosto de 2017, cuando el acusado y las víctimas regresaban en el coche conducido por una cuarta persona de la celebración de una boda.

A la altura de la localidad valenciana de Paterna, el acusado --según el ministerio público-- se dirigió al resto de los ocupantes del vehículo y les propuso "ir de putas", algo a lo que las víctimas se negaron y aludieron que eran pareja y gays.

En ese momento, según la fiscal, el acusado dio un puñetazo a uno de ellos y obligó al conductor a detener el coche. Después sacó a las víctimas a empellones del turismo, les empezó a insultar y les golpeó en la cabeza y en todo el cuerpo. Los perjudicados huyeron y llamaron a una amiga suya. Entonces el acusado regresó al lugar de los hechos de nuevo y volvió a increparles por la llamada.

Sin embargo, el acusado niega esta versión de los hechos. Así, ha manifestado que nada de esto pasó. Según ha narrado, todos volvían en el coche tras la boda y la pareja empezó a bromear con que el conductor era muy guapo, así como a decir "otras tonterías". Se paró el vehículo y bajaron, ha mantenido.

La pareja, por su parte, ha relatado ante el tribunal tanto las agresiones como los insultos que sufrieron tras rechazar la propuesta del acusado para "ir de putas".

Contador