Actualizado 31/12/2007 12:09 CET

Infraestructuras crea una guía de servicios para fomentar el ahorro energético en los Ayuntamientos de la Comunitat

VALENCIA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), ha creado una guía de servicios energéticos para administraciones locales que tiene como objetivo asesorar a los ayuntamientos de la Comunitat sobre cómo reducir su consumo de energía mediante la incorporación de medidas de ahorro y eficiencia energética, informaron fuentes de la Generalitat.

El director general de Energía, Antonio Cejalvo, explicó que mediante esta guía se pretende que "empresas privadas dispongan de los mecanismos necesarios para ofrecer un servicio integral de servicios energéticos dirigido a las administraciones locales con el objetivo de lograr un ahorro en el consumo y en la factura energética".

Mediante este sistema de externalización de las prestaciones energéticas, los ayuntamientos podrán contratar empresas especializadas que controlen todo el proceso energético para lograr el máximo ahorro energético.

El primer paso para conocer la realidad del municipio será mediante auditorías energéticas que diagnosticarán la situación actual de las dependencias e instalaciones del municipio así como la calidad del servicio. "A partir de la auditoría se podrán calcular las medidas más adecuadas, las posibilidades de ahorros energéticos y económicos así como las inversiones asociadas que deberán asumirse a lo largo de los años", ha explicado Antonio Cejalvo.

La empresa seleccionada también se hará cargo de la gestión del suministro energético (electricidad, gas natural, butano) y controlará la cantidad de energía que se requiere para disfrutar de un determinado servicio así como permitir el funcionamiento de sus instalaciones y edificios en óptimas condiciones.

Otra de las ventajas de estos servicios energéticos es que la inversión que se necesita para mejorar la situación energética del municipio la asume la empresa prestataria. De esta manera se pueden incorporar medidas o invertir en instalaciones que desde el propio consistorio serían inasumibles.

La empresa prestataria también se encargará del mantenimiento de la estructura energética del municipio. Asimismo, a través de unos sistemas de control y seguimiento del servicio, cada año se podrá valorar el grado de cumplimiento de este servicio.

El director general de Energía aseguró que mediante estos servicios "pretendemos que cada vez más municipios se conciencien de la importancia que tiene lograr un ahorro energético y económico sin disminuir el confort de los ciudadanos, al tiempo que se contribuye a respetar el medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera de forma considerable".

Los principales segmentos de consumo energético en un municipio y sobre los que se debe actuar son el alumbrado público (alumbrado urbano y señalización viaria), los edificios públicos (ayuntamiento, oficinas municipales, escuelas de música*), los centros de docencia de infantil y primaria de gestión pública, los polideportivos y las piscinas cubiertas y los mercados.

ALUMBRADO PUBLICO

El principal consumo energético de los municipios corresponde al alumbrado público, que ronda el 50%. En localidades de menos de 5.000 habitantes, el alumbrado público puede llegar a alcanzar el 75% del consumo total. De ahí la importancia que se apliquen medidas correctoras como pueden ser la instalación de unidades de regulación de flujo o sustitución de las lámparas poco eficientes energéticamente.

Esta guía de asesorías energéticas se enmarca dentro del programa 'Ahorra con Energía' que la conselleria de Infraestructuras y Transporte está llevando a cabo y cuya inversión asciende a 17 millones de euros.