Intervienen cinco ánforas romanas y restos de barcos naufragados a la venta en internet

Actualizado 18/06/2019 14:35:58 CET
GC

VALÈNCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Valencia investiga al comprador y al vendedor de cinco ánforas romanas supuestamente auténticas, dos anclas con concreciones marinas, una piedra tallada, seis piezas de plomo coraleras y partes de barcos naufragados, todas piezas de gran valor arqueológico. Un hombre de Alfafar (Valencia) las puso a la venta en internet y otro de Pals (Girona) las compró.

La operación 'Arofna' arrancó por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) en octubre del año pasado, tras detectar en redes sociales la venta de una ánfora romana supuestamente autentica.

Tras una minuciosa investigación en colaboración con el equipo del Seprona de Girona, los agentes identificaron tanto al comprador en esta provincia catalana como al vendedor en Valencia, informa el instituto armado en un comunicado.

En los registros en sus casas de Pals y Alfafar, respectivamente, los guardias civiles han intervenido un total de cinco ánforas, dos anclas con concreciones marinas, una piedra tallada, seis piezas de plomo coraleras y partes de barcos naufragados.

Todo el material estaba catalogado como patrimonio histórico y ha quedado depositado en Centro de Arqueología Subacuática de la Generalitat de Catalunya.

Los dos hombres, de 40 y 53 años y nacionalidad española, están investigados por su implicación en un supuesto delito contra el patrimonio histórico y otro de receptación. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Catarroja (Valencia).

Ante este tipo de casos, la Guardia Civil recuerda que internet se ha convertido en la mayor plataforma de compraventa legal de material arqueológico, además de una plataforma para vender objetos procedentes de delitos de expolio y, en definitiva, de tráfico ilícito de bienes.

Para leer más