Investigadores critican que la UV "se niega" a prorrogar los contratos de parte del personal y lamentan la "precariedad"

Publicado 21/06/2019 11:53:23CET

VALÈNCIA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea del Personal Investigador en Formación y los sindicatos CGT, STEPV, CCOO y CSIF denuncian que la Universitat de València (UV) "se niega a prorrogar los contratos de parte de su personal investigador", en concreto varias de las personas contratadas en el marco del programa ACIF- VALi+D.

Estos colectivos lamentan la "precariedad del sector" y exigen a la institución académica que amplíe los contratos de aquellos investigadores contratados por tres años, "tal y como posibilita el Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación (EPIF)". Según los investigadores, esto permitiría a buena parte del colectivo continuar investigando en unas condiciones "mínimamente dignas".

En un comunicado, explican que, en la actualidad, "varias de las personas contratadas en el marco del programa ACIF- VALi+D, financiado por la Generalitat Valenciana, tendrán que finalizar su investigación estando ya en el paro".

El mencionado EPIF, aprobado el pasado marzo, deja abierta la posibilidad para que la UV les conceda una prórroga de un año de su relación laboral, tal y como ya se han comprometido a hacer otras universidades españolas, como la Universitat Autònoma de Barcelona.

De esta forma, las condiciones de los contratos financiados por la Generalitat se equipararían a los de otras convocatorias, como las que financian los ministerios de Educación, Cultura y Deportes (FPU/FPI) o la propia Universitat de València (Atracció de Talents).

"INCUMPLIMIENTOS" SALARIALES

Desde la asamblea de investigadores apuntan que "la UV está incumpliendo también con otros puntos del EPIF, como es el caso de las mejoras salariales contempladas en el mismo".

Actualmente, el salario del personal investigador en formación ronda, en general, los 1.300 euros. "Buena parte de este salario se nos va en sufragar los gastos de congresos, estancias de investigación o publicaciones, tareas fundamentales en nuestra labor académica", señalan.

Los investigadores dicen sentirse desamparados por la Universitat: "Realizamos jornadas laborales maratónicas, muy por encima de lo estipulado, para poder cumplir con los objetivos de investigación en el tiempo establecido, además de encargarnos de buena parte de la docencia impartida por la UV en los grados universitarios; todo esto se traduce en resultados que colaboran a mantener el prestigio de la institución, la buena posición de la Universitat en los rankings internacionales y, además, aportan financiación a los Departamentos, a partir de la publicación de artículos, de las patentes, etc.", manifiestan.

"Lamentamos que la UV no reconozca debidamente la importancia de nuestra labor y que la institución se soporte, en gran medida, sobre colectivos precarizados como el nuestro", agregan.

En este sentido, el personal investigador denuncia también lo que califica como un "sinsentido" por parte de la administración: "Estas instituciones invierten millones de euros de dinero público en nuestra formación y luego nos acaban empujando al desempleo, a la precariedad o, incluso, al exilio económico y académico", se lamentan desde la asamblea.

De cara a las negociaciones, los investigadores esperan que la UV reconsidere sus demandas: "La otra opción es dejarnos en la calle", recalcan.

Sindicatos e investigadores esperan reunirse con representantes de la institución universitaria la próxima semana. Según el colectivo afectado, que lleva recogidas más de 400 firmas de la comunidad universitaria en apoyo a la ampliación de contrato, solo este año son alrededor de 35 los investigadores ACIF que pasarían a engrosar las filas del paro si no se consigue esta prórroga.

"La situación apremia ya que muchos compañeros acaban su relación laboral el próximo 30 de junio; nos seguiremos movilizando hasta conseguir un compromiso por parte de la Universitat", insisten.

Para leer más