Publicado 17/09/2020 11:54:12 +02:00CET

Investigadores de España y Australia diseñan Siesta, primera herramienta para evaluar el grado de sedación en perros

Estudiantes evalúan la sedación de un perro
Estudiantes evalúan la sedación de un perro - CEU

VALÈNCIA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera de València y la University of Sydney han diseñado la primera escala para que veterinarios de todo el mundo puedan evaluar de forma eficaz y sencilla el grado de sedación en los perros que tratan en sus clínicas, para pruebas diagnósticas o cirugías menores que no requieran anestesia general.

'Siesta', el nombre escogido, procede de sus siglas en inglés(herramienta integrada de evaluación de la sedación para la anestesia). Esta escala está elaborada con la colaboración de 23 veterinarios de la Sociedad Española de Analgesia y Anestesia Veterinaria y sale publicada en la revista científica 'Plos One'.

El uso de la sedación frente a la anestesia general es una alternativa cada vez más habitual en las clínicas, por lo que era necesaria una herramienta como esta que permitiera al veterinario determinar el grado de sedación en los perros de forma sencilla.

'Siesta' establece diez variables para determinar el grado de sedación en perros en cinco niveles y poder ajustar la dosis de fármacos sedantes adecuada para cada tipo de intervención clínica en estos animales, cuando puede reemplazar a la anestesia general, explica el profesor José Ignacio Redondo García en un comunicado de la CEU UCH.

En el ámbito de la investigación, la herramienta también puede emplearse en el proceso de desarrollo de nuevos fármacos sedantes, a la hora de evaluar su eficacia, combinación o vías de administración más adecuadas. "Tanto veterinarios como investigadores necesitábamos un método estandarizado para evaluar el nivel de sedación en perros, que hasta ahora no existía por increíble que parezca", destaca Fernando Martínez-Taboada, de la universidad de Sydney.

Durante la primera fase, los 23 expertos establecieron cinco niveles de sedación en los perros: desde la no sedación a la sedación ligera, la sedación moderada, la sedación profunda y la excitación. Después, anestesiólogos colaboradores del estudio describieron más de 200 casos clínicos empleando el cuestionario diseñado por los profesores.

Las diez variables determinadas permiten discriminar, de forma sencilla para veterinarios, entre los cinco estados de sedación en el caso de los perros. Son el estado mental del perro tratado, su postura, los movimientos, el nivel de respuesta a estímulos, su comportamiento, la respuesta a la sujeción, el tono muscular, parámetros fisiológicos, la expresión facial, la posición del ojo, los párpados y el tamaño de la pupila, la presencia o ausencia de vocalización y la posibilidad de realizar el procedimiento que motiva la sedación.

Como conclusión, los procedimientos estadísticos aplicados a las respuestas sobre estos 200 casos revelan que las variables más significativas para determinar el grado de sedación de los perros son el cambio de postura, la respuesta a la sujeción y la elevación de la cabeza.

Pero la escala 'Siesta' permite evaluar todas las variables necesarias para determinar el grado de sedación del perro, tanto antes de comenzar con la práctica veterinaria como después para valorar que los efectos de la sedación desaparecen adecuadamente.

EN ESPAÑA MUEREN MENOS MASCOTAS EN CLÍNICAS

El profesor del CEU también lidera el mayor estudio a nivel mundial sobre mortalidad anestésica en perros y gatos: 'Complred'. Esta investigación lleva recopilados más de 44.000 casos procedentes de nueve países y evalúa el índice de mortalidad anestésica, que actualmente es del 0,72% en perros y del 0,74% en gatos, de media mundial.

España, el país que más casos aporta a este proyecto, obtiene buenos resultados, por debajo de la media mundial de mortalidad, con un 0,52 y un 0,54% en perros y gatos, respectivamente, lo que "demuestra la seguridad de la práctica anestésica en las clínicas españolas de pequeños animales".

En Argentina, segundo país en número de casos aportados, la mortalidad anestésica es del 1,23% en perros y del 1,07% en gatos, mientras que Reino Unido tiene los índices más bajos: 0,44 y 0,25%. Francia y Chile siguen en número de casos, con índices entre el 0,68 y 0,86% el primero y 1,39 y 2,99% el segundo.

Contador

Para leer más