31 de mayo de 2020
 
Actualizado 21/05/2020 15:08:15 +00:00 CET

El IVIE advierte que la sostenibilidad financiera de sector público condicionará la reconstrucción pos-COVID-19

Ximo Puig, Francisco Pérez y Joquin Maudos durante la presentación de informe del Ivie para la reconstrucción de la economía de la Comunitat Valenciana
Ximo Puig, Francisco Pérez y Joquin Maudos durante la presentación de informe del Ivie para la reconstrucción de la economía de la Comunitat Valenciana - GVA

Pone el foco en la necesidad de combatir la baja productividad valenciana, incorporar el conocimiento y aumentar el tamaño de las empresas

VALÈNCIA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El informe encargado por la Generalitat al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) como 'hoja de ruta' para la reconstrucción de la economía valenciana tras la Covid-19 lanza una advertencia clara ante los muchos retos a los que habrá que hace frente en el corto, medio y largo plazo: "el sector público necesita un horizonte financiero sostenible".

Según el documento, que ha sido compartido este jueves con los síndics de todos los grupos parlamentarios de Les Corts, la sostenibilidad financiera es "condición" para que la Administración valenciana puedan desempeñar en sus funciones "sin los sobresaltos que se derivarían de una situación financiera inestable".

De hecho, "ya hemos pasado por ahí hace apenas diez años y conviene recordar el enorme riesgo que significa que el sector público no merezca la confianza de quienes le tienen que financiar para cubrir sus desajustes entre ingresos y gastos".

Así lo ha puesto de relieve el director de Investigación del IVIE, Francisco Pérez, durante la presentación de texto junto al director adjunto de investigación del IVIE, Joaquín Maudos, y el president de la Generalitat, Ximo Puig.

Bajo el título 'La superación de la crisis de la COVID-19 en la Comunitat Valenciana', el estudio marca un itinerario para la próxima década hasta 2030, que invita a repensar los gastos públicos y la manera de contar con ingresos adecuados, poniendo encima de la mesa el debate sobre las prioridades del sector público y las fuentes de financiación. Para ello, considera prioritario basarse en dos criterios: eficiencia y equidad, ha remarcado Pérez.

En este punto, llama la atención sobre la "infrafinanciación" de la Comunitat Valenciana "porque las posibilidades de recuperación pasan también por la solución de una infrafinanciación tan duradera como injustificada", ha puntualizado el profesor Pérez.

El IVIE plantea también otros problemas de los que adolecía la Comunitat Valenciana ya antes de la pandemia y pone el foco en la necesidad de combatir la baja productividad en la mayoría de sectores, que merma también la capacidad de generar ingresos.

Asimismo, el informe insta a incorporar conocimiento, esto es, profesionales cualificados capaces de detectar las oportunidades que se generan en el mercado y migrar hacia ellas; aboga por cambiar la especialización y mejorar el tamaño de las empresas.

Con su diagnóstico sobre la situación de la Comunitat Valenciana y sugerencias de mejora, el IVIE pretende contribuir primero a dar respuesta a los problemas urgentes derivados de la crisis de la Covid-19 y después ayudar a la Comunitat a "converger" con el resto de regiones españolas y europeas, fundamentalmente en lo a renta per cápita se refiere.

"FLEXIBILIDAD" EN LAS AYUDAS

En cuanto a las ayudas directas por parte del Estado al sector privado, como las que se han otorgado e Alemania o Francia, el director adjunto de investigación del IVIE, Joaquín Maudos, ha defendido que se debe "consensuar a nivel internacional qué sectores requieren ayudas" con el objetivo de evitar la "distorsión de la competencia".

El 'president' Puig ha coincido con el experto. "Creo que no puede ser que las reglas que durante mucho tiempo han imperado ahora se cambien y solo beneficien a una parte de la Unión Europea. Eso no tendría ningún sentido y desde luego no pueden alterar la competencia. Si estamos hablando de sectores, hablemos de sectores y en todos los sectores se puede concertar algún tipo de ayudas".

En el caso de la Comunitat, "hemos estado sometido a una dura disciplina en este sentido -recordemos a Ciudad de la Luz- y ahora lo que queremos es que si se flexibilizan algunas cuestiones, que se han de flexibilizar, a nosotros nos corresponda también la posibilidad de tener un resultado mejor en las negociaciones".

"NORMALIDAD MEJORADA" SIN RECORTAR EL ESTADO DE BIENESTAR

El 'president' Puig ha destacado la "buena acogida" que ha tenido este informe entre los síndic de los grupos parlamentarios y espera que sirva de base no solo para paliar el "desastre" económico que ha provocado la Covid-19, sino también para "acelerar los retos pendientes" de la Comunitat Valenciana y alcanzar una "normalidad mejorada".

El jefe del Consell ha resaltado que con este trabajo, la Comunitat Valenciana es la primera región española en abordar el debate de la reconstrucción desde una mirada tan "técnica" y "rigurosa" y cree que aunque se podrá discrepar en puntos "es un buen inicio".

En su opinión, es necesario "revigorizar" el Estado de Bienestar y para ello, hay que ser "más eficientes". Solo así se podrá conseguir un "sistema sanitario más dignificado y dotado con más capacidad de respuesta contra posibles riesgos del futuro" y "una red social más potente. Puig ha reivindicado así la necesidad de "un crecimiento sano" que acompase los tiempos para una consolidación fiscal que se tendrá que ir produciendo", confía el president.

Puig ha admitido que este año será "muchas dificultades" económicas y el sector público tendrá que ejercer de "gran locomotora". No obstante, se ha mostrado convencido de que "si hay un crecimiento sano no se va a tener que producir ningún recorte en los servicios públicos fundamentales. Esta es la voluntad clarísima del Gobierno valenciano", ha sentenciado.

Contador

Para leer más